Público
Público

Del Bosque y la regla del '9'

La ausencia de Villa ha trastocado los planes del seleccionador. Prescindir de un delantero le ha granjeado las primeras críticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer partido de España en la Eurocopa 2012 dejó, como reconoció Iniesta posteriormente, 'un sabor agridulce'. El empate a uno contra Italia se da por bueno visto cómo se desarrolló el partido. Los jugadores creen que se podría haber ganado, pero también son conscientes de que se podría haber perdido. Italia sorprendió y jugó un gran partido, un partido que no entraba en los cálculos de Del Bosque, quien decidió jugar sin un '9', sin una referencia clara arriba. 

Al igual que ocurriera en el Mundial de Sudáfrica, en la derrota ante Suiza, el debate del postpartido del debut se articula en torno a una decisión táctica del seleccionador nacional. Entonces, en el Mundial, la discusión se centró en la utilización del doble pívote Busquets-Xabi Alonso en el centro del campo. Busquets sobraba, decía la prensa. Pese a la presión, Del Bosque no rectificó y aquella decisión se mostró con el tiempo acertada.

Ahora, en Polonia, el debate surge por la renuncia a jugar con un '9' ante una selección italiana que en lugar de meterse en la cueva adelantó líneas asfixiando al centro del campo español. No se critica tanto la decisión como el no haber rectificado a tiempo. Aunque el gol español se logró sin ese delantero de referencia, las mejores ocasiones de España llegaron cuando entró en el campo Fernando Torres. Otra cosa es que el delantero del Chelsea desaprovechara dos claras ocasiones.

El debate seguirá copando las portadas hasta el próximo partido, el jueves contra Irlanda: el del '9' y qué '9' utilizar porque muchos señalan a Torres por sus fallos. La expectación por la decisión que adopte Del Bosque el jueves no hará más que crecer hasta ese día. Algunos creen que rectificará, pero otros están convencidos de que el seleccionador insistirá en su apuesta de prescindir de un delantero. 

Lo cierto es que la cuestión del '9' se ha convertido en un quebradero de cabeza para Del Bosque desde el mismo día que anunció la lista de convocados. La ausencia de Villa ha trastocado los planes del seleccionador: nadie duda de que si hubiera estado en condiciones El Guaje hubiera jugado el partido contra Italia.

Sin El Guaje todo ha tenido unos efectos colaterales imprevistos en los últimos meses. Casi no se ha hablado de otra cosa: primero se habló de la presencia de Torres después de su nefasta temporada; luego el debate se centró en que delantero llevar -la decisión de prescindir de Soldado en beneficio de Negredo llamó la atención en ciertos círculos-; más tarde si el titular debía ser Torres o Negredo... Una discusión que Del Bosque evita todo lo que puede porque considera que no es beneficiosa.

Con delantero o sin delantero, lo cierto es que España no estuvo al nivel esperado, sobre todo en la primera parte, en la que le faltó imprimir velocidad a la circulación de la pelota. Italia anuló en gran medida el juego de La Roja. El juego mejoró sensiblemente en la segunda parte, cuando los laterales -Jordi Alba y Arbeloa- decidieron incorporarse más al ataque, pero España volvió a acusar la falta de gol, lo que alimenta aún más la polémica de jugar sin delantero.

En cualquier caso, el partido contra Italia fue intenso pero estuvo condicionado por el estado del césped: estaba muy seco. Los jugadores españoles se quejaron amargamente por el estado del terreno de juego y la Federación española presentó una reclamación ante la UEFA por no haberlo regado antes del partido.