Estás leyendo: Desafío a los mejores

Público
Público

Desafío a los mejores

El Mallorca mantiene su estado de gracia ante el Getafe (3-1)

ALFREDO VARONA

Aduriz no perdonó lo que Soldado. Ahí estuvo la gran diferencia. Soldado tuvo el 0-1 en un remate clarísimo al cuarto de hora. Aduriz, sin embargo, logró el 2-0 cuando el Getafe amenazaba con empatar. Aprovechó una magnífica dejada de Víctor para terminar con el misterio. Luego, hizo el tercero en condiciones mucho más golosas.

En cualquier caso, son cinco goles los que lleva ya Aduriz, un delantero imperial al que podría reconocerse más. Su popularidad es muy baja. Entre la multitud, parece uno más, pero este año sus números desafían a los mejores. En el área aparece con la verdad completa, con el bisturí que Soldado ayer dejó olvidado en el hotel.

Fue el Getafe un equipo limpio en la primera parte, con Adrián y Parejo llenos de iniciativa. Pero tras el gol de Julio Álvarez, volvió a la isla maldita, a la que no gana nunca. Se quedó sin paciencia y la pelota no se lo perdonó. Con tanta prisa, no se logra nada. Lo contrario sucedió en el Mallorca, que supo alimentar a Aduriz, su delantero centro. Los defensas del Getafe dieron facilidades.