Público
Público

Los despachos salvan a Rienda

Juegos de Invierno. Vancouver 2010

PACO GRANDE

El orden de jerarquía entre directivos y normas situó a María José Rienda en sus quintos Juegos Olímpicos de Invierno. Los despachos de la Federación Internacional de Esquí (FIS), en donde se establecieron unos criterios de clasificación que perjudicaban las opciones de las granadina de competir en Vancouver ante los otros tres esquiadores españoles, facilitaron ayer una cuarta plaza, tras la recolocación de cupos, para el equipo español en la disciplina de alpino. "Afortunadamente, se ha conseguido", aseguraba ayer a Público Eduardo Roldán, presidente de la Federación Española de Deportes de Invierno (FEDI). "De no ser así", continuaba Roldán, "se hubiera creado una tormenta político-deportiva importante antes y después del descarte".

Según la normativa de clasificación de la FIS, Rienda estaba ayer, antes de la adjudicación de la cuarta plaza, técnicamente fuera de los Juegos. La Internacional premia el ránking global de los esquiadores en todas las disciplinas ante el ránking por especialidad. Precisamente, este último argumento es el que esgrime Roldán como el más justo para establecer la presencia en Vancouver. "Si quiero medalla, sé que sólo puedo conseguirla con Rienda o Carolina. Ellas son las mejores y siempre he contado que estarían las dos. Incluso cuando sólo teníamos tres plazas y los otros tres esquiadores superaban en el ránking global a Rienda". Roldán, que mantenía esta propuesta a pesar de ir contra el criterio de la FIS, se felicitaba por tener que evitar el descarte. "Me alegro por Paul (de la Cuesta) porque él se iba a quedar fuera", sostenía Roldán.

"Hay que acabar con este sistema de clasificación porque es una amenaza para el deporte", sostenía Roldán, partidario de que las federaciones asignen las plazas.

La FIS otorgó ayer una cuarta plaza para España en la asignación de cuota

María José Rienda se postula también contra el sistema de acumulación de puntos que impone la FIS. "Estoy muy disgustada, porque ese sistema no me parece justo", reprendía la granadina. "Premia la cantidad sobre la calidad y no valora el mejor resultado de cada disciplina. Si hay alguien mejor que yo en gigante, pues encantada; pero aún soy la número uno y la que tiene más puntos en gigante, y eso debe

Rienda, que hasta el pasado domingo no se enteró de los criterios de clasificación, hubiera cambiado su preparación para cumplir con la legislación. "Mi entrenador sí lo sabía, pero no me dijo nada para que no me afectara. Si me hubiera enterado antes, pues con haber corrido más carreras y haber sumado más puntos, tema resuelto".

De esta manera, el equipo de alpino estará compuesto por Rienda, Carolina Ruiz, Ferrán Terra y Paul de la Cuesta.

Mientras, la Junta de Federaciones Olímpicas, organismo que depende del Comité Olímpico Español (COE), debatirá mañana la composición definitiva de la expedición española en Vancouver.

"Se ha evitado una tormenta porque Rienda era fija para mí", dice Roldán

Al igual que sucedió con el alpino, las gestiones de la FEDI y el COE ante la FIS otorgaron la presencia olímpica de Rocío Delgado en esquí cross, disciplina que debuta en los Juegos, y una cuarta plaza en esquí de fondo, situación que genera una nueva exclusión al aparecer cinco esquiadores (Laura Orgue, Diego Ruiz, Vicenç Vilarrubia, Javier Gutiérrez y Joseba Rojo) entre los aspirantes.

"Esperamos conseguir alguna plaza más con esta recolocación de cuotas en los próximos días", asegura Victor Sánchez, secretario general del COE. Esta última gracia de los despachos podría favorecer al biatlón (sin representación y dos aspirantes) y el snowboard (tres plazas para seis aspirantes).