Público
Público

La desvergüenza del campeón

Italia clama contra su selección

AGENCIAS / A. L. M.

"¡Italia, vergüenza!", tituló este lunes el diario Corriere dello Sport. Y en él se resume el sentimiento de una nación que clama contra su selección de fútbol, que cayó el domingo ante Brasil (3-0) y fue eliminada de la Copa Confederaciones.

"La mayoría son viejos y campeones del mundo [en Alemania 2006], así que creen que ya lo han ganado todo. De ahí su incapacidad y su actitud", opina Francesco Cerri, corresponsal jefe en España de la agencia italiana Ansa.

A Cerri, como a muchos compatriotas, no se le escaparon los gestos de inexplicable alegría exhibidos por algunos jugadores de la azzurra. Por ejemplo, la sonrisa y el guiño cómplice de Buffon, presumiblemente hacia un fotógrafo, cuando, con 3-0 en contra, rodó por el suelo tras despejar un balón. Al final del partido, el portero y Cannavaro también protagonizaron una curiosa escena de cuchicheos tapándose la boca con la mano.

La prensa transalpina no ahorra críticas a su "selección de momias", apodo que recibe el equipo desde la derrota ante Egipto (1-0), en alusión a los numerosos jugadores de más de 30 años convocados por Marcello Lippi. "Si Lippi quiere llamar a veteranos, que al menos llame a aquellos que funcionan. ¿Por qué veta a Del Piero?", se pregunta Cerri.

Para La Gazzetta dello Sport, "en este momento es mejor un KO que una victoria por suerte, ya que todavía hay tiempo para reconstruir un equipo capaz de defender el título de campeón del mundo, siempre que Lippi tenga el coraje de admitir que defensa es la línea que más preocupa y que, en general, es necesario acelerar la inclusión de algunos jóvenes". La renovación es una de las peticiones unánimes.

"Ahí está la selección sub-21, que está a un paso de meterse en la final del campeonato de Europa. Tienen la energía, la furia y el hambre que les falta a los mayores", asegura el periodista de la agencia Ansa.

Por otra parte, la policía de Suráfrica interrogó a varios jugadores de Egipto, que habían denunciado el robo de 1.700 dólares. Los agentes creen que los africanos pudieron ser víctimas de un timo por parte de mujeres "ligeras de ropa" que ellos invitaron a su hotel para celebrar el triunfo ante Italia (1-0). Tres días después de la fiesta, cayeron ante Estados Unidos (3-0) y fueron eliminados.