Público
Público

Los equipos aprietan pero Mosley no cede

Las escuderías amenazan con no correr si la FIA mantiene el límite de presupuesto. Este sábado se reúnen otra vez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ninguno cede pero, al menos, ambas partes hablan por primera vez de 'reunión constructiva'. La Asociación de Equipos de Fórmula 1 (FOTA) y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) mantuvieron este viernes el pulso que amenaza al Mundial 2010. La reunión celebrada en el Automóvil Club de Mónaco, donde mañana se disputa la sexta carrera de la temporada, fue 'positiva', pero sin solución alguna. Hoy volverán a tratar el espinoso límite presupuestario de 44 millones de euros que la FIA quiere imponer y que rechazan las escuderías.

'Lo que queremos es que la F1 siga siendo F1 y no algo diferente, con continuos cambios que confunden al público y a todo el mundo. Debe haber estabilidad y trabajaremos durante los dos próximos años para encontrar el camino de una mayor reducción de costos', resumió Luca Montezemolo, presidente de la FOTA y de Ferrari.

Antes de verse con Max Mosley, presidente de la FIA, las escuderías aunaron posturas durante casi tres horas en el yate de Flavio Briatore, director de Renault, al que invitaron a Bernie Ecclestone, presidente de F1 y mediador en el conflicto. 'Entre los equipos se mantiene la unidad y reiteramos que si no se cambia el reglamento, no nos inscribiremos en el Mundial de 2010', afirmó Montezemolo cuando abandonó el barco.

Ecclestone dejó la lujosa nave de Briatore mucho antes aduciendo que 'los equipos siguen dándole vueltas a los mismo sin llegar a un acuerdo'.

Ferrari, Renault, Red Bull y Toyota ya han manifestado públicamente que si no hay acuerdo, no realizaran la obligada inscripción previa para el próximo campeonato (el plazo finaliza el viernes). Los demás no se han mostrado tan enérgicos.

Por su parte, Mosley se limitó a confirmar que había sido 'una reunión buena y constructiva' y que las conversaciones se mantenían abiertas. 'Las cuestiones son las mismas, pero tengo confianza en que llegaremos a un acuerdo', añadió.