Público
Público

Eurocopa Un activista con la bandera LGTBI salta al césped del Allianz Arena durante el himno de Hungría

Los muniqueses desplegaron este miércoles los colores del arcoíris en diversos lugares de la ciudad como muestra de solidaridad con el colectivo LGTBI en Hungría. 

Un espontáneo con la bandera arcoíris salta al césped del Allianz Arena durante el himno de Hungría
Un espontáneo con la bandera arcoíris salta al césped del Allianz Arena durante el himno de Hungría. Kai Pfaffenbach / REUTERS

Un espontáneo portando la bandera arcoíris saltó este miércoles al césped del Allianz Arena de Múnich en el inicio del Alemania-Hungría de la Eurocopa 2020, cuando sonaba el himno húngaro.

El joven fue neutralizado rápidamente por los miembros de seguridad del estadio alemán y por la señal de televisión no se emitió lo ocurrido. La imagen sin embargo dio pronto la vuelta al mundo, después de que el día anterior la UEFA prohibiera que el Allianz Arena se iluminara con los goles del arcoíris.

La alcaldía de la capital bávara lo había solicitado en respuesta a la ley aprobada por Hungría que restringe el derecho a la información de los jóvenes sobre la homosexualidad y la transexualidad, una iniciativa promovida por el primer ministro húngaro, el ultraconservador Viktor Orban.

Después de la polémica, la UEFA expresó este miércoles su "orgullo" por llevar los colores del arcoíris y aclaró que la prohibición de iluminar el Allianz Arena con los colores que simbolizan la lucha del colectivo LGTBI no fue política, aunque sí la petición relacionada con la presencia de Hungría en el estadio.

Despliegue de símbolos LGTBI

Además, los muniqueses desplegaron este miércoles los colores del arcoíris en diversos lugares de la ciudad y mostraron algunos banderines, no muchos, en las tribunas del estadio Allianz Arena como muestra de solidaridad con el colectivo LGTBI en Hungría.

El meta y capitán de la selección alemana, Manuel Neuer, volvió a usar el brazalete con los colores del arcoíris que había usado en los dos primeros partidos de la Eurocopa.

La decisión del organismo ha generado duras críticas, entre ellas del alcalde de Múnich, Dieter Reiter, quien la calificó de "vergonzosa" y optó por una serie de acciones ante el hecho de no poder iluminar al estadio, debido al contrato que tiene la ciudad con la UEFA para los partidos de la Eurocopa.