Público
Público

Ferrer coge carrerilla

Tras llegar victorioso de París-Bercy se impone a Del Potro en su debut en la Copa Masters de Londres (6-3, 3-6 y 6-4)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español David Ferrer, flamante ganador de su primer Másters 1.000 en París el domingo, se sobrepuso al cansancio con que llegó al O2 Arena de Londres para ganar por 6-3, 3-6 y 6-4 al argentino Juan Martín del Potro en su primer partido de la Copa de Maestros, tras 2 horas y 16 minutos.

A pesar de haber disputado la semana pasada el Másters 1.000 de París-Bercy, y la anterior el de Valencia, también con victoria, el tenista alicantino, quinto del mundo, se mostró infatigable y en una exhibición de persistencia y veteranía se deshizo en un igualado duelo a tres sets del siempre peligroso argentino, séptimo en el ránking ATP.

Ferrer, de 30 años, empezó muy concentrado el partido y desde un buen inicio dominó los largos intercambios de golpes con Del Potro, a quien había ganado en las tres últimas ocasiones en que se habían enfrentado. A pesar de mostrarse superior, el español estuvo a punto de ceder su servicio en el tercer juego pero se sobrepuso al aprieto y, además, consiguió romper el de Del Potro en el juego posterior.

Fue entonces cuando el de Jávea mostró su mejor versión, la que lo ha llevado a realizar la mejor temporada de su carrera con siete títulos: golpes paralelos y cruzados desde el fondo de la pista, subidas esporádicas a la red y velocidad de piernas para llegar hasta a la más inverosímil de las bolas que el argentino le enviaba.

La insistencia del español obligó a Del Potro a mostrarse más agresivo en el saque y subir con sus casi dos metros de altura a la red para detener con voleas el vendaval de juego de Ferrer y evitar un nuevo quiebre en el servicio.

Aun así, Ferrer, cuarto cabeza de serie del torneo por la ausencia de Rafael Nadal, tuvo suficiente con mantener su saque y seguir forzando errores del gigante de Tandil para anotarse el primer set en 40 minutos.

En el inicio del segundo set, Del Potro saltó a la pista más asentado con majestuosos golpes de derechas y potentes servicios de más de 200 km/h que le permitieron salvar cuatro puntos de rotura de Ferrer en un eterno tercer juego.

Después de sobrevivir a ese momento crítico, el argentino se envalentonó y el partido se convirtió en un espectáculo de despliegue físico y golpes envenenados que se decantó del lado de Del Potro, quien aprovechó varios fallos del español para romperle el servicio y colocarse 3-1 en la segunda manda.

El intento de reacción del español quedó neutralizado por los potentes servicios del argentino, que convirtió cuatro 'aces' y cerró el set con una delicada dejada a la que no pudo llegar un Ferrer que cada vez parecía más fatigado encima la pista.

Sin embargo, el español volvió a mostrar su tesón y saltó con energías renovadas en el inicio de la última manga para desplegar un nuevo recital de derechas, restos y dejadas que desconcertaron al impetuoso Del Potro y le permitieron anotarse un 3-0 en el marcador. Cuando todo indicaba que tenía el partido encarrilado, un error de Ferrer dio alas al suramericano que le rompió el servicio y consiguió empatar de nuevo la contienda (4-4).

El tropiezo no hundió a Ferrer que, inquebrantable física y mentalmente, ganó su servicio y cerró el partido al resto con un juego impecable en el que dejó en blanco a Del Potro. Tras esta trabajada victoria, el alicantino se enfrentará el próximo jueves al suizo Roger Federer, a quien nunca ha ganado y que hoy se deshizo en poco más de una hora del serbio Janko Tipsarevic por 6-3 y 6-1.