Estás leyendo: "Así se gana una Liga"

Público
Público

"Así se gana una Liga"

Henry destaca el coraje culé para la remontada

RUT VILAR

Ni Villa, ni Etoo. Pablo Hernández y Henry se erigieron en protagonistas en el estadio de Mestalla, convertido ayer en una olla a presión para la visita del Barcelona de Guardiola. Protagonistas con el permiso del portero del Valencia César, que jugó los últimos minutos del partido cojeando y sin opción al cambio ya que Emery había realizado las tres sustituciones posibles.

El chaval de la cantera del Valencia, que le discute el puesto a Joaquín, se erigió en protagonista en Mestalla al conseguir el gol de la victoria de su equipo ante el líder. No fue un tanto de tan bella factura como el que se inventó Pablo H. como reza en su camiseta ante el Rosenborg hace unos meses. Ni tampoco como ese otro que marcó ante el Sporting hace un par de temporadas, cuando militaba en el Cadiz, tras una conducción desde su propio campo como si fuera Leo Messi y que culminó con un potente disparo desde fuera del área.

El gol de Pablo llegó tras una combinación con Silva y Mata. De tiralíneas.

Henry comenzó el encuentro desde el banquillo, saltó al campo mediada la segunda parte, lo probó sin suerte en varias ocasiones hasta que, cuando parecía que los azulgrana perdían la fe, logró el gol del empate para el Barcelona. "Este Barça tiene mentalidad y coraje; así se gana una Liga", terció el delantero francés. "Ellos han tenido dos ocasiones y por falta de atención nuestra han marcado dos goles", lamentó Henry tras reconocer que "en Mestalla los partidos siempre son muy difíciles".

El pichichi Etoo pareció nervioso. Se movió en el fuera de juego y no inquietó como suele la portería de César.

Villa, el segundo máximo goleador de la Liga, apenas dispuso de oportunidades y en las que tuvo, se topó con el acierto de Víctor Valdés. A pesar de firmar un buen partido, el meta azulgrana volvió a recoger el balón del fondo de la red esta vez en dos ocasiones tras seis partidos sin encajar un tanto en la Liga.

Pensando en el partido contra el Chelsea y también en el clásico del Bernabéu Guardiola reservó a Touré y Márquez. Ambos estarán frescos para la cita Europea y el ivoriano, como Etoo, Xavi y Sergio Busquets evitó la que sería su quinta tarjeta amarilla que les haría perderse el encuentro ante el real Madrid.

En el Valencia, satisfacción a medias. "Nos ha costado mucho esfuerzo, si jugamos así conseguiremos nuestro objetivo", reconoció Albiol complacido con el trabajo defensivo del equipo. "Siempre es bueno enfrentarte a los mejores delanteros del mundo", reconoció el central.

En el palco, el presidente del Barça, Joan Laporta confesó no haber pasado nervios en ningún momento: "Es un punto muy bueno, estamos a siete puntos más el gol-average del segundo clasificado, es un punto que según lo que pase mañana [por hoy] nos puede acercar mucho a la Liga".