Estás leyendo: Así se ganan las Ligas

Público
Público

Así se ganan las Ligas

Un gol de Etoo le basta al Barça para ganar un partido intrascendente. Con Xavi e Iniesta a los mandos, el líder da otro golpe de autoridad ante un Valladolid más meritorio que competitivo

ENRIQUE MARÍN

Fue un partido con mucho que ver, pero muy poco que contar. Tal vez porque todo lo que sucedió en el Nuevo Zorrilla, a excepción del decisivo gol de Etoo, resultó tan entretenido para el espectáculo como intrascendente en su resultante. El Valladolid quiso pero no pudo y el Barça pudo porque siempre quiere, lo que en su caso suele resultar definitivo. El golpe de autoridad de los azulgrana fue de los que resuenan en la mesa. Un puñetazo, sin daños colaterales, para dejar el título de Liga un poco más cerca. Con una jornada menos por consumir y la misma distancia sobre el inmediato perseguidor.

El llamado virus FIFA condicionó la alineación del Barça. Guardiola prometió esforzarse en no pensar en el Bayern (escandalosamente goleado en la Bundesliga), pero la coartada de los partidos internacionales fue irresistible. Tal y como había avisado, Pep puso a quien le dio la gana pensando sólo en ganar el partido. Y lo ganó. Alineó de salida a Puyol e Iniesta, recuperados durante su ausencia de la selección, y sorprendió al confiarle la titularidad a Pedro, antes conocido como Pedrito. En el banquillo se recuperaban del jet lag Messi y Alves, que más tarde entrarían en juego para raptar el balón y pedirle rescate a un Valladolid que por un momento se creyó capaz.

El planteamiento de Mendilibar fue el esperado: presión a la salida del balón, una segunda línea intentado que el Barça no pasara de campo con comodidad y, en caso de cruzarlo, una defensa aguerrida que mordisqueaba los tobillos del que recibía. Pero una cosa es la intención, elogiable en este caso, y otra su puesta en práctica.

Por más que lo intentó, el Valladolid no pudo evitar la precisa, y por tanto rápida, salida de balón del Barça. De este modo, el atrevimiento blanquivioleta se quedó en meritorio. Si a la importancia de Iniesta, demasiada para que a algunos les haya costado tanto descubrirla, se le suma la presencia de Xavi, el fútbol del Barça es una multiplicación de factores.

El gol de Etoo, que batió con sutileza al reaparecido Asenjo, se gestó en la puntera de Xavi, que le devolvió una pared como quien devuelve una película al video club. El Valladolid es un equipo que te invita a ganarle la espalda, una provocación a la que el Barça suele responder


 A diferencia de Guardiola, fiel a un estilo heredado, Mendilibar presume de querer que los jugadores se adapten a él. Si el Valladolid es un equipo hecho a imagen y semejanza de Mendi, está claro que al técnico vasco no le gusta especular y prefiere perder intentado ganar.

Sólo la entrada de Escudero, y por lesión de Sesma, le dio vida al Valladolid, que puso a prueba a Valdés. Guardiola movió banquillo y puso en juego a Messi y Alves. El Barça recuperó el pulso del partido e Iniesta se inventó un par de regates para colarse hasta las inmediaciones de Asenjo, el portero del futuro

El Barça tiene por delante ocho semanas en las que, como recuerda Guardiola, sus futbolistas no pueden sentir fatiga, sino que la ilusión de poder ganarlo todo debe espolearles. Con la de este sábado en Pucela, el Barça suma once victorias fuera, otro récord más que sumar a la larga lista de Guardiola.

"Hoy [por ayer] se ha gritado mucho en el vestuario". Pep Guardiola corroboró así lo que unos minutos antes se había evidencidado sobre el césped del Nuevo Zorrilla: los jugadores del Barça estaban exultantes tras un nuevo, y esta vez trabajadísimo, triunfo.

En esta ocasión, no hubo goleada y el Barcelona se impuso con un solitario tanto de Etoo. El camerunés se asoció con Xavi en una pared de manual, parar enseñar en DVD a los niños que empiezan a darle al balón. Pim, pam, gol. "El mérito es de Xavi: yo presioné para recuperar la pelota porque es mi trabajo", señaló Etoo. El delantero está pletórico física y psicológicamente, cosa que complica la entrada de Bojan en el once, sobre todo después de que Guardiola confirmara ayer con la alineación de Pedro que, en su equipo, el de Linyola o juega de 9 o no juega.

El Valladolid de José Luis Mendilibar tiene encandilado a Guardiola y sus futbolistas. Hace unas semanas, la declaración de amor fue del propio Etoo y, ayer, el equipo pucelano acaparó los elogios del técnico de Santpedor. "Me gustaría felicitar al Valladolid por su atrevimiento; es el único equipo de la Liga española que nos ha ido a buscar arriba", convino Guardiola, que también ensalzó el trabajo de sus jugadores. "Me siento orgulloso de ellos. El equipo se ha dejado el alma y eso es lo que les habíamos pedido", añadió el preparador.

También Mendilibar agasajó a los suyos. "Estoy contento", apuntó. "Hemos jugado con el mejor equipo de Europa: o te meten seis o te matan con dos opciones", matizó después.

Recelos sobre el Bayern

"Es el peor resultado posible para nosotros, encontrar a un equipo con la historia del Bayern tras un 5-1 en contra es lo peor para nosotros". Así valoró Guardiola la estrepitosa derrota en la Bundesliga ante el Wolfsburgo del próximo rival de los azulgrana en la Champions.