Público
Público

"El gol es cuestión de decidir bien"

Cani, jugador de moda del Villarreal y autor de uno de los goles del año

LADISLAO JAVIER MOÑINO

Cani no es un goleador, pero sabe que se gestan en décimas de segundo. Las mismas en las que decidió que un disparo de 50 metros podría acabar en las redes de Ricardo tras verle adelantado. Hoy juega en Sevilla (3-3), la vuelta de los cuartos de final de Copa.

Treinta años. ¿Ha alcanzado la madurez del futbolista?

El cambio de Zaragoza a Villarreal me costó mucho. Era la primera vez que salía de casa y tenía que luchar con Pires, Riquelme o Cazorla. Este año y el pasado he podido hacer mi mejor fútbol aquí. Venía de un equipo donde todos me mimaban y aquí era uno más, con ese nivel tan alto en el plantel que dificultaba que pudiera jugar más partidos.

¿Garrido ha trabajado mucho con usted para mentalizarle?

'Garrido es un técnico con carácter; cuando toca, se le pone mal genio'

Ha tenido su importancia, sabe motivar bien. También la propuesta que tenemos ahora me ha ayudado.

¿Esa propuesta le ha cambiado el desborde por el toque?

Intento jugar lo mejor posible, al primer toque, a dos, uno va aprendiendo cosas.

'Lo digo en serio, Mourinho es un entrenador que me cae bien'

¿Entiende ahora el mejor juego que hace un par de años?

Cada año progresas. He aprendido de todos los entrenadores. Me siento más futbolista que antes.

¿Qué cosas hace ahora que antes no hacía?

Mi forma de jugar siempre ha sido la misma. No creo que sea tanto que yo haya mejorado, como los compañeros que tengo: juegan muy bien. Cazorla es de los mejores centrocampistas de España, juega con las dos piernas. Rossi es técnico y una figura. Nilmar tiene velocidad y gol, otra estrella. Marco Ruben tiene un gran remate de cabeza y es un gran referente como nueve

¿Por qué señala a Pires como su maestro?

Era muy completo, pero me quedo con su disparo de interior. Hasta que no le ves entrenarse no te explicas por qué metía tantos goles en el Arsenal.

Hasta esta semana, el gol parecía su asignatura pendiente.

El gol es una cuestión de cabeza, de decidir bien.

¿Les cuesta controlar los partidos por arriesgar?

Es verdad que en el Bernabéu y en la ida ante el Sevilla nos pusimos por delante y no aguantamos el resultado, pero llevamos toda la temporada jugando así y tuvimos rachas que no encajábamos tantos goles. Creo que tiene más que ver con los rivales que hemos tenido enfrente. No creo que sea porque arriesgamos.

¿Garrido ha recuperado la esencia del juego del Villarreal?

En Primera este club ha tenido un estilo. Con Garrido hemos recuperado el que a los jugadores nos viene bien.

Garrido, como Mourinho, tiene mucho carácter.

Muchísimo carácter, no sólo en el campo. Lo tiene como persona y es una de sus cualidades.

¿Les mete mucha caña?

Cuando necesita meter caña, se le pone mal genio. Cuando tiene que echar una bronca, la echa. Pone el vídeo y cuando tiene que gritar, grita, y dice lo que le sale. Es un entrenador fogoso.

También tiene muchos rifirrafes en el campo o con los entrenadores rivales.

Sí, ya le digo. Tiene mucho temperamento. Está muy metido en el partido.

En el Villarreal es clave la segunda línea. ¿Qué les pide Garrido?

Que juguemos al fútbol y que llevemos el balón arriba lo más rápido posible.

¿Se siente orgulloso de esa manera de jugar?

Sí, todos lo estamos, hay un estilo que defender.

¿Por qué dice que nunca sería entrenador?

Uno ve para lo que vale y yo no me veo, porque los futbo-listas somos muy raros. Y aguantar a 25 juntos... La verdad es que no me veo de técnico. No me llama. Sí algo como ojeador o director deportivo.

¿Qué clase de jugador le gusta ver como ojeador?

Me gusta ver a Messi y también a Xabi Alonso, por lo rápido que ve el fútbol. Cesc también me gusta.

¿Sigue creyendo que Mourinho fue a reírse al banquillo del Villarreal?

Es que ese tema me da igual, además que se me malinterpretó. Dije que en ese momento me pareció que había venido a reírse del banquillo y por eso tiré la botella. Si dice que no, pues me lo creo. Además, y lo digo en serio, Mourinho me cae bien.

¿Dónde está el techo del Villarreal?

Está difícil apretar a los de arriba. Nuestro tope está en seguir jugando bien. Además, somos un club que no para de crecer.