Público
Público

Granollers y López sorprenden a los Bryan en Londres

La pareja española de dobles avisa de su buen estado de cara a la final de la Copa Davis. Murray y Djokovic sudan para ganar en su debut en la Copa Masters

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los tenistas españoles Marcel Granollers y Marc López han empezado de la mejor manera posible la Copa Masters en Londres y han sorprendido a los números uno estadounidenses, los hermanos Bob y Mike Bryan, a los que han derrotado por 7-5, 5-7 y 11-9 en la primera jornada.

En su primera experiencia en un torneo de esta categoría, la pareja catalana -que lo será también en la final de la Copa Davis ante la República Checa- ha dado un paso enorme con este disputado triunfo en el O2 Arena de cara al acceso a las semifinales.

El encuentro comenzó mal para la pareja española, que perdieron su saque a las primeras de cambio. Sin embargo, pudieron remontar rompiendo en dos ocasiones el servicio de Mike Bryan y lograron mantener el tipo hasta el último juego de la segunda manga. López sufrió una rotura de saque con una doble falta que provocó el desempate en el 'super tie-break'.

La pareja española realizó una gran actuación en este encuentro imponiéndose en el 'super tie-break' por 11 a 9 y tras remontar un 5-1 en contra. Los dos primeros sets se decidieron por una rotura de servicio por cada parte en el tramo final de cada manga. De este modo, la tercera pareja íntegramente española que logra meterse en este campeonato, ha derrotado a los 'maestros' de 2003, 2004 y 2009, que se han colocado como líderes en el ranking de la especialidad en ocho ocasiones en las diez últimas campañas.

En el cuadro individual no hubo sorpresas aunque Novak Djokovic y Andy Murray tuvieron que sufrir mucho para sacar adelante sus encuentros.

Murray, número tres del mundo y más héroe local que nunca en el Reino Unido después de hacerse esta temporada con el Abierto de Estados Unidos y el oro en los Juegos Olímpicos, fue el primero en saltar a la pista, y lo hizo para remontar un primer set en contra al checo Thomas Berdych y hacerse con la victoria por 3-6, 6-3 y 6-4, en dos horas y ocho minutos.

Tampoco lo tuvo fácil Djokovic, número uno del mundo, ante el francés Jo-Wilfried Tsonga (7-6 y 6-3), al que ha ganado en las últimas siete ocasiones en las que se han visto las caras, pero que tiene la muñeca hecha a los grandes rivales.

El serbio se encontró frente a sí a un tenista rocoso que le amargó el primer set. La potencia de Tsonga le obligaba a correr de un lado a otro de la pista y a sacar lo mejor de su técnica para contrarrestar los cañonazos que le llegaban del otro lado de la red. Djokovic no se ha mostrado este año como el tenista imbatible que era la temporada pasada, pero lidera el ránking de la ATP y volvió a hacer gala de su inteligencia para leer los partidos.