Público
Público

Griezmann da aire a la Real Sociedad

Los donostiarras frenan el ascenso del Sporting. El Deportivo vence y mete en problemas al Racing de Santander y el Levante roza la permanencia

EFE

La Real Sociedad puso fin a una racha negativa de cinco derrotas consecutivas, con dos goles de Antoine Griezmann. El 2-1 final frena el ascenso del Sporting y evita problemas mayores para los donostiarras.

El encuentro, con aires de final por la trascendencia del resultado y la estampa de las aficiones rojiblanca y blanquiazul en un estadio que registró casi el lleno. El tono decisivo también se registró en los "tics" que ofrecen estos partidos, con exceso de respeto y pocas oportunidades en las porterías.

En el minuto 32 Griezmann adelantó a la Real Sociedad

El conjunto asturiano ya dio un primer aviso de que su táctica defensiva era mera estrategia cuando en el minuto 20 se plantó Diego Castro sólo ante Bravo para superarle, aunque el posterior remate de De las Cuevas en fuera de juego, por lo que su gol fue anulado.

Tras unos minutos de sufrimiento para los guipuzcoanos se desató la euforia entre la afición local cuando en el minuto 32 Xabi Prieto condujo un contraataque y asistió al francés Griezmann para que éste picara de cabeza el balón e impidiera el intento de Juan Pablo por evitar el tanto.

Se enfadó el Sporting y Barral, instantes después, tuvo en sus botas el gol del empate pero Bravo lo impidió con la mejor intervención de la tarde al despejar un balón envenenado.

La Real se durmió en el segundo tiempo, y los de Preciado emplearon su arsenal ofensivo en busca de un gol que no tardó en llegar, con un tremendo zapatazo desde fuera del área de De las Cuevas que hizo justicia a los méritos sportinguistas.

El partido se volvió loco en los instantes finales con una ida y vuelta continua que benefició a la Real cuando, a diez minutos de la conclusión, Antoine Griezmann cerró su gran actuación con el segundo gol.

El Deportivo se acerca a la permanencia de la mano del franco-tunecino Lassad Nouioui, que abrió el camino a la victoria con un gol y contribuyó al segundo con una asistencia. El 2-0 final mete en problemas al Racing de Santander.

Los locales alejaron los fantasmas en la reanudación, con el tanto de Xisco, en un partido en el que la derrota podía haberle dejado a dos puntos del descenso y en el que la victoria le sitúa a cuatro de los que, teóricamente, dan la permanencia.

Rubén Pérez encendió la mecha al final del primer tiempo

Después de una primera media hora aburrida, mejoraron los locales cuando Rubén Pérez encendió la mecha con un lanzamiento flojo que atajó Toño sin problemas, y los dos equipos apretaron en la recta final del primer tiempo.

No se rindió el Deportivo antes del descanso y, segundos después del primer minuto de descuento, encontró el premio en la primera jugada elaborada donde participaron Guardado, Valerón y Manuel Pablo, que colgó el balón al área y encontró la cabeza de Lassad.

Intentó reaccionar el Racing en la reanudación con la entrada del mexicano Giovani dos Santos, pero el Deportivo se sintió suelto y cómodo, no como en la mayor parte del primer tiempo, y allanó el camino a la victoria con un centro de Lassad que cabeceó Xisco a la izquierda de Toño tras un imponente salto.

El Levante se impuso por 2-1 al Hércules y roza el objetivo de la permanencia, mientras que la derrota sitúa al Hércules al borde del abismo del descenso.

La primera mitad se disputó al ritmo que quiso el Levante. El Hércules tuvo el balón, pero las llegadas eran para el equipo local, que se acercaba con peligro a la contra y cuyos jugadores dispusieron de las opciones más claras para marcar de todo este periodo.

Tras el 1-0, Calatayud desbarató dos buenas opciones más del Levante, pero no pudo impedir que el equipo valenciano marcara de nuevo poco antes del descanso en una acción de precisión entre Valdo y Juanlu, que hizo el 2-0.

El técnico visitante, Miroslav Djukic, no varió el planteamiento de su equipo. La segunda mitad empezó con la misma dinámica de la primera y sin que el Hércules diera la impresión en los primeros diez minutos de necesitar marcar para no perder.

Al partido le faltaba intensidad. El Hércules no se mostraba ofensivo y el Levante no llegaba como en la primera parte. Entonces llegaron los cambios con la entrada de Caicedo en el equipo local y Trezeguet en el visitante.

Sólo un gol visitante podía dar emoción al partido, pero al Hércules le faltaba intensidad y el Levante se sentía cómodo con la ventaja y con la confianza en aprovechar una contra para cerrar el partido. Ocurrió lo primero, con el que fue el primer gol de Trezeguet fuera de casa con el Hércules, y el partido cobró emoción con unos instantes de prolongación trepidantes en los que no se movió el marcador.