Público
Público

Los Grizzlies clausuran su casino aéreo

Pelea en el avión tras una timba

ALBERTO CABELLO

El juego de cartas se llama Boo Ray, el equivalente en España sería el Julepe. Hay mucho tahúr en la NBA especialista en esta modalidad. En los vuelos entre partido y partido, los jugadores la eligen como una de sus favoritas para arriesgar unos cuantos dólares. La victoria contundente de los Memphis Grizzlies en cancha de los Lakers hace unos días animó a Tony Allen y O. J. Mayo, compañeros de Marc Gasol, a echar una partida durante el viaje. La euforia del triunfo derivó en una pelea a puñetazos por una deuda impagada por parte de Mayo.

Las consecuencias del altercado han llegado de inmediato. Lionel Hollins, técnico del equipo, ha prohibido cualquier tipo de juego durante los trayectos. "Les he dicho que sería bueno que leyesen algún libro. Pueden entretenerse de muchísimas maneras", señaló el entrenador a los medios locales. Mayo acabó la pelea con un ojo morado y no pudo disputar el siguiente encuentro.

También una partida de Boo Ray fue el preámbulo del episodio en el que Gilbert Arenas y Javaris Crittenton sacaron sus pistolas en el vestuario de los Washington Wizards. A raíz de ese suceso, varios equipos de la NBA prohibieron cualquier tipo de juego entre sus jugadores.