Público
Público

Guardiola le ve las orejas al lobo

El técnico azulgrana recela de su equipo, el ambiente que rodea la eliminatoria y el poco cartel del Shakhtar

RUT VILAR

La falta de cartel del Shakhtar Donetsk, rival del Barcelona en los cuartos de final de la Liga de Campeones, condujo ayer a Pep Guardiola a esgrimir el discurso más alarmista que ha lanzado públicamente desde que es entrenador. Ayer, en la víspera de la visita al Camp Nou del conjunto ucraniano, espetó circunspecto: "Por primera vez en un partido de Champions no me gusta lo que veo. No tengo buenas sensaciones. Siento que estamos mentalmente más fuera que dentro de la eliminatoria". Y advirtió sobre sus jugadores: "Necesitaremos un esfuerzo psicológico".

Le disgusta al preparador la atmósfera que envuelve el duelo con el clásico de la Liga y la Copa y una hipotética semifinal europea, también con el Madrid, en el horizonte contra un equipo que superó al Arsenal en la fase de grupos y al Roma, en octavos de final. "Parece que ya lo tenemos hecho", lamentó Guardiola para añadir: "Y jugando a medio gas, el Shakhtar nos va a pasar por encima".

Messi reconoce que no se sintió bien en Vila-real y es duda para esta noche

Escaldado porque los muchachos de Mircea Lucescu siempre han puesto en aprietos a su Barça , el técnico azulgrana pretende mantener a la plantilla y a la hinchada en estado de alerta de cara al partido de esta noche. Por lo que ayer también reprochó la actitud de quienes, en su opinión, han "menospreciado a Chygrysnskiy con comentarios de mala educación".

Para suerte del entrenador, Pedrito y Maxwell recibieron el alta médica tras el entrenamiento de anoche. Messi, en cambio, reconoció que en el último partido, frente al Villarreal, no se sintió "bien del todo". Aquejado de unas molestias en el muslo, si el argentino no está al cien por cien, deslizó Guardiola que no lo alineará.

"Va a ser un partido parejo, como siempre que jugamos contra ellos", auguró La Pulga. "El Shakhtar es un equipazo. Tiene cinco brasileños que ya nos gustaría tener a nosotros", insistió Pep, enfrascado en "cómo meterle mano" al conjunto ucraniano y en "cómo atacar mejor" de lo que viene haciendo el Barcelona en los últimos encuentros.

Guardiola recupera a Maxwell y Pedrito, que podría regresar al once azulgrana

"Ahora, estamos ganando los partidos de manera más ajustada. Y eso nos tiene que poner en alerta", reconoció el entrenador.

Sin Puyol, todavía lesionado, ni Abidal, que ayer visitó de nuevo a sus compañeros en el Camp Nou, todo apunta a que será Busquets quien forme pareja con Piqué en el centro de la zaga. En la medular, ausente en El Madrigal, el Barcelona recupera el concurso de Xavi. Y con el alta de Pedrito, también podría regresar al once azulgrana la delantera de gala: con el canario, Messi y Villa.

El Shakhtar, por su parte, aterrizó el domingo en Barcelona con Chygrynskiy, precisamente, entre algodones. Lucescu otorgó ayer el papel de favorito en la eliminatoria al club azulgrana, aunque, zorro viejo, advirtió de que en Donetsk ellos tendrán también "sus opciones". Los ucranianos esperan que el factor campo sea determinante en estos cuartos. No en vano, en el Donbass Arena todavía no conocen la derrota.

El técnico rumano se deshizo ayer en elogios hacia el Barcelona "para mí, el mejor equipo de la historia del fútbol", dijo y hacia Guardiola "el técnico con más proyección del momento", y recordó que el conjunto que dirige desde 2005 "es el equipo que más ha progresado en los últimos años".

"Lo importante ahora es consolidar la posición que tenemos", proclama Lucescu. Campeón de la Copa de la UEFA en 2009, esta es la primera vez en su historia que el club de Donestsk alcanza los cuartos de final de la Liga de Campeones.