Estás leyendo: El heredero de Marcelino

Público
Público

El heredero de Marcelino

Fernando Torres. En mayo, el héroe del 64 le dijo que haría algo grande

PEPE GARCÍA-CARPINTERO

Desde que se cruzó con Marcelino en Las Rozas, Torres se había puesto el desafío de hacer algo grande. El inicio de la Eurocopa no fue todo lo brillante que esperaba. Estuvo más en el foco de los medios por sus sustituciones que por su juego. El Niño no bajó los brazos, sabía que iba a llegar su momento. En su cabeza parecía repiquetear esa conversación con el héroe de la Eurocopa del 64. “¿Tú eres el del gol?, pregunto Torres. Marcelino le sonrió, en su interior sabía que ese chico pecoso podría ser su heredero. “Claro que sí. A ver si se te pega algo y haces algo importante en Austria”, contestó el veterano.

Y las cosas importantes se consiguen en las finales, donde el recuerdo permanece imborrable durante años, décadas en el caso de Marcelino. Ayer toda la leyenda de ese equipo, la echó por tierra Torres. En una jugada de las suyas, que tanto lucía en el Calderón y que ahora enamora en Anfield, en una conexión que nunca apareció antes, la de Xavi, y en una precisión digna de los mejores. Torres descabalga a Lahm en un palmo de terreno y pica el balón para recoger el testigo que aquel día de mayo le ofreció Marcelino.

Claro que no cambió ni un ápice su discurso. Cuando restaban doce minutos, el cuarto árbitro alzaba el cartelón. Torres ya caminaba hacia el banquillo, se dirigía hacia la leyenda. Allí, tumbado sobre el césped, Fernando interiorizaba las consecuencias de su gol. Recordaba sus inicios en el Atleti, el equipo que le imprimió carácter y con el que se adueñó del apodo que había acompañado a Sergio García en sus primitivos duelos con Tiger Woods. Ahora, el Niño, reconvertido en The Kid tras su experiencia personal en Liverpool, busca subir un escalón más. “Este equipo es muy ambicioso y ahora queremos ganar el Mundial”, reflexionaba poco después de recibir el trofreo al mejor jugador de la final. “Este año ha ganado la Eurocopa el mejor, el equipo que mejor fútbol ha hecho, y eso no siempre ocurre en el fútbol. Pero nosotros lo hemos conseguido”, aseguraba orgulloso envuelto en una bandera.

El jugador que se empapaba de los vídeos de Van Basten dejó en un lugar privilegiado de sus recuerdos al doctor Genaro Borrás, recientemente fallecido. “Me he acordado mucho de él, porque ha estado muchos años con nosotros. Estoy segudo que lo estará disfrutando ahí arriba”, confirmaba Torres, quien le devolvió a Villa, el homenaje que el Guaje le dedicó en el primer partido del campeonato. “Este triunfo es para David que ha sufrido desde el banquillo como un aficionado más”. Sobre el gol, Fernando lo tenía claro. “No tenía otra solución que picarla. Sabía que iba dentro”.