Estás leyendo: Con la inercia de la 'roja'

Público
Público

Con la inercia de la 'roja'

El equipo ché golea a un Getafe que se hunde y supera en la tabla al Atlético

SALVA TORRES

El Getafe se flageló en Mestalla y el Valencia lo agradeció adelantándole la pascua. Villa, Silva y Mata regresaron a su equipo con la inercia de la 'Roja', para sentenciar a un conjunto azulón que las pasará moradas. Hacía tiempo que los de Emery no se daban un festín de juego y goles como el de ayer. Albiol se sumó al tridente delantero, marcando un gol revelador del estado de gracia blanquinegro.

Al principio hubo unos primeros minutos de tanteo. Luego Silva se sacó un centro de la manga que tiene por pierna izquierda, Mata recogió el guante y abrió como un caballero el marcador. Silva volvió a aparecer poco después, y le hicieron penalti. Villa agrandó la brecha. El tridente internacional, Mata-Silva-Villa, puso tierra de por medio. Y Mestalla, acostumbrada a sufrir, ni se lo creía. Tampoco Emery, tenso al principio en su traje gris.

El Getafe fue el rival que el Valencia necesitaba para volver a enganchar una victoria en su campo. Dos meses llevaba sin catarla. A los de Víctor Muñoz les gusta tratar el balón como si fuera cristal de bohemia. He ahí su fragilidad. Todo lo que hacen bonito en ataque, lo estropean atrás. El Valencia, que empezó tembloroso, se quitó el miedo gracias a la colaboración defensiva del rival. Así fue como Mata se quedó solo, tras la magnífica asistencia de Silva, y pintó de blanco el partido. Fue un primer tiempo cómodo, muy cómodo para los de Emery.

Clos Gómez le dio una pizca de emoción tras el descanso, pitando un penalti inexistente. Una pizca. Albiol, funesto en otras galopadas, devolvió la calma a su equipo marcando un gol de pura sangre. A partir de ahí, Mestalla sacó las palmas para acompañar el juego de un Valencia, ahora sí, de Champions.