Estás leyendo: "Jode que te piten en casa"

Público
Público

"Jode que te piten en casa"

Por precio frente a rendimiento, es el único punto crítico con el que carga Guardiola, su valedor

RUT VILAR

Con un metro noventa de estatura y una larga melena enmarañada, Dmytro Chygrynskiy (Iziaslav, Ucrania,1986) impone. Por su aspecto físico nadie diría que sólo tiene 23 años. Tampoco por su madurez. Hace cinco meses, Guardiola le cambió la vida; en un derroche de tozudez, presionó al secretario técnico hasta conseguir su fichaje. Su club, el Shakhtar, quería 25 millones de euros y el Barça claudicó. Por eso la hinchada azulgrana lo castiga con silbidos cuando falla. Ya hace sus pinitos con el castellano, pero, con ganas de explayarse, aprovecha la presencia en la entrevista de sus compatriotas Gagik y Olga Eloyan, que se han brindado desinteresadamente a ayudar a la periodista, para contar su realidad sin elhándicap del idioma.

¿Temía que Guardiola, su gran valedor, no siguiera?

Hubiese sido muy extraño. El año pasado el Barça lo ganó todo y este, el equipo sigue creciendo, no se ha estancado. Que Pep renovara era lo normal. Y sí, para mí es muy buena noticia porque él quiere que juegue aquí, vio en mí el perfil de un jugador Barça y siento que todavía confía en mí.

"No trabajo para justificar mi precio, sino para devolver la confianza a Pep" 

El Camp Nou no tanto. ¿Cómo lleva los silbidos?

En un club como el Barça tienes que estar preparado para eso o cosas peores. El error que tuve ante el Sevilla [se refiere al penalti sobre Capel] lo podría haber cometido cualquiera. Para mí, lo que diga la afición es importante, pero los silbidos no me afectan. En los ojos de mis compañeros veo que siguen confiando en mí, por eso estoy tranquilo. Además, me han dicho que eso aquí es normal.

¿En el campo oye el runrún?

Sí, claro, uno está vivo, es humano. Que te silben fuera lo entiendes, no pasa nada, pero en casa... Si te silban en casa jode mucho, porque es que has hecho algo mal.

¿Qué pesa más lo positivo o los silbidos, sus problemas de adaptación, lo poco que ha jugado?

Gana lo bueno de largo. Sabía que al principio las cosas serían difíciles, por eso trabajo tanto. Además, si llegas a un equipo nuevo y todo es perfecto no lo saboreas tanto.

"Aquí lo principal no es que el central destruya, sino que construya"

[Pasa un gato por la sala donde se realiza la entrevista y roza nuestras piernas. Los tres ucranianos exclaman: ¡Buena suerte!] Como diplomado en finanzas que es, ¿considera una locura pagar 25 millones de euros por un central?

La formación es importante. Tuve la oportunidad de estudiar y no me lo pensé dos veces. Cursé Dirección de empresas. Para ver eso no hace falta estudiar business, pero en el mercado futbolístico hay muchas cosas que marcan el precio: la edad, los años de contrato... Me preguntan mucho por eso, pero yo no trabajo para justificar el dinero que el club ha gastado en mi fichaje sino para responder a la confianza de personas como Pep.

¿Qué le sorprende de jugar como central en el Barça?

La filosofía de juego no tiene nada que ver con la del Shakhtar. Aquí lo principal no es que el central destruya, sino que construya. Los defensores somos el primer atacante. En el resto de equipos los defensas son destructores, aquí piensan en construir.

"De Blanc admiro su cabeza fría y cómo sabía leer los partidos"

Parece que no puedan dar un balonazo a la grada ni en situaciones de compromiso.

No, no se puede despreciar el balón. Siempre hay que salir jugando la pelota.

¿Se nota lento en defensa?

No. No creo que tenga problemas de velocidad.

Fuera de la Copa y sin poder jugar Champions porque ya lo hizo con el Shakhtar... Va a jugar poquito.

No poder jugar en Europa es una faena, pero lo importante era venir al Barça fuera cuando fuera.

"No creo que tenga problemas de velocidad en defensa"

¿Se ve de medio centro?

Jugaré dónde Pep me diga. Nunca había jugado ahí antes del amistoso de Kuwait, pero hay poca diferencia entre lo que tienes que hacer en un puesto u otro; cuatro cosas.

¿Cómo ha encajado en un vestuario con jugadores que llevan muchos años juntos ?

Con el que más afinidad tengo es con Maxwell, del resto me ha sorprendido que son muy humildes a pesar de que se trata de estrellas mundiales.

En su presentación dijo que de niño admiraba a Blanc.

Sí, era un jugador de cabeza fría, siempre parecía estar tranquilo, no rifaba el balón y leía muy bien el partido.

Y a Luis Enrique, de quien hereda el dorsal 21, pero ¿usted fue siempre central?

Sí, siempre, pero Luis Enrique me gustaba mucho por su espíritu. Hace unos meses compartimos algunos entrenamientos con su equipo y le puede saludar; eso me hizo mucha ilusión. Pero no le dije nada.

"En el Barcelona, el central es el primer jugador de ataque"

¿Cómo lleva el castellano y el catalán?

Al principio, iba a clase cada día, una hora, pero jugando un partido cada tres días era imposible seguir ese ritmo. Eliminados de la Copa, volveré a ir a clase más a menudo, pero entiendo las cosas básicas, suficiente para comunicarme con mis compañeros y los técnicos. Por otro lado, sé que juego en un club catalán y que para la hinchada es más que un club; he visto en el estadio pancartas que rezan: Catalunya is not Spain.

¿Y su vida en Barcelona?

Hace una par de semanas que ya tengo piso, lo alquilamos para vivir mi hermano y yo. Y de la ciudad, me gusta mucho la zona del Born, del puerto, las callejuelas del casco antiguo; me gusta pasear por ahí. Las tiendas, los restaurantes. También la zona de la Plaça de Catalunya, la arquitectura de la ciudad... Salgo a media tarde y, como es invierno y está oscuro, la gente no me reconoce. Si firmo algún autógrafo lo hago encantado, pero aquí se vive muy tranquilo.