Público
Público

Juande, un adiós contante y sonante

El manchego deja tirado al Sevilla por el Tottenham

ALBERTO CABELLO

Demasiadas ocasiones evitó confirmar con rotundidad que sigue en el Sevilla, demasiadas veces coqueteó con la posibilidad de fichar por otro club, demasiados desencuentros tuvo con su presidente y su director deportivo, demasiado dinero para decir que no.

Juande Ramos vive sus últimas horas como entrenador del Sevilla. El técnico habría decidido, a las bravas, poner punto y final a su etapa en el club de Nervión para aceptar la oferta del Tottenham. La directiva inglesa ha puesto contra la pared al manchego: ahora o nunca.

No hay cláusulas

Algunas fuentes apuntan, incluso, que el manchego estará en White Hart Lane para presenciar el domingo partido de su nuevo equipo ante el Blackburn. No acepta otro no, como ya sucedió en agosto. Falta ahora que el entrenador y el club lleguen a un acuerdo para romper el contrato; no hay cláusula de rescisión por lo que Juande podría irse gratis. El Sevilla podría pedir a la FIFA que interviniese de oficio para que estipule una indemnización. Y es que José María del Nido anda muy enfadado con un entrenador que prometió hasta tres veces en verano que cumpliría su contrato.

Jiménez, el recambio

La oferta es de las difíciles de rechazar, un contrato de casi siete millones de euros por temporada durante cuatro años y medio. Pero la faena al Sevilla también es de las que hieren, dejar plantado a un equipo con la temporada recién iniciada. Parece complicada una marcha atrás, el silencio de Juande delata. Si la salida se concreta, el técnico del filial, Manolo Jiménez, sería el encargado de dirigir al equipo. El entrenador del segundo equipo tuvo ayer un almuerzo con Del Nido y Monchi para cerrar algunos detalles. El director deportivo ya busca un sustituto desde hace meses y una de las opciones que baraja para la próxima temporada es la del técnico del Racing, Marcelino.

Juande no ha disimulado sus pretensiones, ayer mismo volvió a esquivar la pregunta sobre su continuidad en el equipo, "nunca se puede decir que de esta agua no beberé, la única condición para aceptar una nueva aventura es que se trate de un proyecto ilusionante", aseguró.

Irónico con la prensa

La mañana de ayer fue frenética, media hora antes del entrenamiento, Del Nido ya rondaba por las instalaciones, luego llegaba Monchi. Reunión del tripartito durante media hora en la que Juande comunicó su intención de aceptar la oferta del Tottenham. Una vez acabada la sesión, los periodistas intentan sacar el titular esperado pero no hay ocasión. Juande calla. A la pregunta de si se sentará en el banquillo mañana, Juande guarda silencio.

Un silencio que retumba un mensaje nítido. "Me iré de aquí cuando termine de ducharme", dijo irónico. El agente de Ramos, Álvaro Torres, echó balones fuera. "No puedo decir mucho, es un nuevo rumor y ya está". Todo parece resuelto. Se hace difícil ver a Juande sentado mañana en el banquillo como si nada hubiera pasado. Su ciclo ha terminado.