Público
Público

El juego interior de Lakers tumba a los Nuggets

Los angelinos vencen por 93-89 con 13 puntos y 17 rebotes de Gasol. Rudy, con malos porcentajes, sólo sumó dos puntos

EFE

Una vez más quedó confirmado que cuando el Big Three de Los Angeles Lakers, encabezados por Kobe Bryant, se reparten sus responsabilidades en el campo de forma equitativa, el resultado final no es otro que el triunfo, como el que consiguieron en Denver ante los Nuggets por 89-93.

Andrew Bynum lideró el ataque al conseguir 22 puntos, incluidos 15 en la primera parte, y Bryant llegó a los 20 tantos. Gasol, por su parte, estuvo intratable bajo los aros al aportar un doble-doble de 13 puntos y 17 rebotes (mejor marca reboteadora de la temporada), que dejaron a los Lakers con el primer triunfo en el inicio de la gira de seis partidos fuera de su campo. El pívot español sumó su duodécimo doble-doble de la temporada. 

El ala-pívot reserva Al Harrington falló un intento de triple con dos segundos que pudo haberle dado a los Nuggets el triunfo, pero falló y los Lakers sentenciaron el tercer triunfo en los 10 partidos que han disputado fuera de su campo, donde todavía tienen la asignatura pendiente. Sin embargo, la victoria ante los Nuggets puede ser el punto de partida de la reacción de los Lakers.

El poder de los hombres altos de los Lakers fue todavía más decisivo después que el pívot ruso Timofey Mozgov se torciera el tobillo izquierdo al tratar de anotar, abandonando el campo en la segunda parte. La salida de Mozgov ayudó a que Bynum y Gasol dominasen en la pintura porque Chris Andersen, su sustituto, no estuvo en su mejor versión.

Si la lesión de Mozgov ya fue una perdida sensible para los Nuggets, dos minutos después el alero italiano, Danilo Gallinari, el líder encestador del equipo de Denver, sufrió el golpe accidental en el ojo izquierdo que le dio el alero Metta World Peace y le descolocó el lente de contacto. Gallinari tuvo que irse a los vestuarios a colocarlo bien y cuando regresó los Lakers ya se habían aprovechado para conseguir una racha de 10-2, que fue decisiva.

Sin embargo, los Nuggets echaron mano de su excelente banquillo y con Harrington de líder volvió a meterse en el partido al conseguir dos triples consecutivos que pusieron un parcial de 84-83 a su favor cuando faltaban cuatro minutos para el final.Luego el partido se mantuvo igualado y con 28 segundos para concluir el tiempo reglamentario los Lakers estaban arriba 89-91 después que el ala-pívot brasileño Nené Hilario anotó un mate para los Nuggets.

Fallaron los Lakers en la siguiente posesión con Bynum y Harrington tampoco pudo hacer el triple y ahí el equipo angelino se aseguró la victoria porque el alero Matt Barnes fue a la línea de personal y consiguió el definitivo 93-89.

Harrington con 24 puntos fue el máximo encestador de los Nuggets, que también tuvieron el año del base Andre Miller que consiguió 16 tantos, ambos como reservas, e Hilario llegó a los 12 para ser el único título que consiguió dobles dígitos. Hilario disputó 31 minutos en los que anotó 5 de 12 tiros de campo, y 2-4 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, dio una asistencia, recuperó un balón y puso un tapón, pero no pudo imponer su presencia bajo los aros, donde los Lakers atraparon 47 balones por 40 de los Nuggets.

Rudy Fernández volvió a dar su peor versión encestadora y sólo aportó dos puntos al fallar 6 de 7 tiros de campo, incluidos los cinco intentos de triple que hizo, y capturó un rebote en los 21 minutos que jugó.

La derrota dejó a los Nuggets con marca de 15-8, segundos en la División Noroeste, mientras que los Lakers se pusieron 14-9 y también se mantuvieron en el segundo puesto de la División Pacífico.