Público
Público

El juego limpio, norma en la selección

La selección española sólo ha recibido seis tarjetas amarillas

G.C.

El poderío ofensivo español no ha pasado inadvertido para el resto de equipos. Los rivales de España han intentado frenar a la selección por medio de faltas, ha recibido 98 durante el torneo y es el equipo al que más veces han intentado parar de esta manera.

El equipo ha provocado siete tarjetas amarillas en el campeonato, por debajo de otros equipos como Alemania, a la que han realizado 12 cartulinas durante el torneo.

España, además, se ha caracterizado por el juego limpio. El equipo sólo ha recibido seis amarillas durante el campeonato y ninguna roja. Alemania, rival en la final, ha cometido una tarjeta amarilla menos, pero su agresividad ha sido mayor, como lo demuestran las dos tarjetas rojas que ha recibido.