Público
Público

Los Juegos Olímpicos más digitales de la historia

El boom de las redes sociales también los convertirá en los más comentados

DAVID BOLLERO

Los de Londres 2012 serán los Juegos Olímpicos digitales por excelencia, por y para el espectáculo. La BBC, una de las cadenas más prestigiosas de todo el mundo, será la responsable de ello. Tanto es así que desde su dirección se han marcado, precisamente, ese objetivo: hacer de los JJOO de Londres los más digitales de la historia. Si las Olimpiadas de Pekín hace cuatro años supusieron la consolidación de la alta definición (HD) en las emisiones, este año asistiremos a lo que se ha denominado Super Hi-Vision o Ultra HD, esto es, una nueva tecnología que permite ofrecer una imagen hasta 16 veces más definida que el HD, con una resolución de 7680x4320.

La BBC y la nipona NHK desplegarán tres pantallas gigantes de 400 pulgadas en diferentes localizaciones del país -el Pacific Quay de Glasgow, el National Media Museum de Bradford o el Radio Theatre en la nueva sede de la BBC en Londres-, emitiendo con esta técnica, que muchos dicen que no estará disponible comercialmente en al menos una década, y que ofrece el doble de tasa de frames que la media de una retransmisión deportiva, con un ratio de compresión que va desde los 24Gbps a los 350MBps. El responsable de este despliegue en la BBC, Tim Plyming, asegura que "cuando ves esta televisión Ultra-HD es como si miraras por la ventana; es la mayor definición que puede procesar el ojo humano. Definitivamente, supone el punto final a la cuestión de la resolución".

A este potente despliegue hay que añadir, además, el resto de tecnología puesta a disposición de una audiencia estimada de 4.800 millones de espectadores. Y como gran novedad, la retransmisión en directo y en 3D, con hasta 33 cámaras true 3D que realizarán una cobertura de más de 230 horas, con especial atención a las ceremonias de apertura y clausura y a la competición estrella: la final de los 100 metros lisos. En esta misma línea, la agencia de fotografía oficial del evento, Getty Images, espera realizar más de un millón de instantáneas, entre las que se incluirán por primera vez en la historia, imágenes en 3D y panorámicas de 360 grados en alta resolución.

Otra de las apuestas por parte de la cadena británica es la de llevar la retransmisión del evento deportivo a cada pantalla, desde un televisor, a un ordenador, una tableta o un smartphone. Las cifras son abrumadoras: 24 retransmisiones por Internet o streams HD (High Definition) en vivo en y 2.500 horas de cobertura a través de la web de BBC Sport en sus versiones multiplataforma, tanto para iOS 5.0 o superior y Android 2.2 (con el Flash Player instalado).Y la interactividad no se queda corta, pues los espectadores podrán acceder en tiempo real a todas a las estadísticas de los atletas e, incluso, rebobinar las imágenes y volver después al directo.

En este escenario digital, no han tardado en aparecer aplicaciones como Zeebox, creada por el exresponsable de BBC iPlayer, Anthony Rose, con la que es posible seleccionar cuál de los 24 canales que retransmiten las competiciones en directo se ajusta más a nuestro interés, en función de los Trend Topics (los asuntos más comentados) de las redes sociales. Disponible tanto para iOS como para Android, Zeebox abre paso hacia lo que algunos ya han denominado la Social TV.

Y es que las redes sociales jugarán un papel protagonista en Londres 2012 dando lugar, sin temor a equivocarse, a los JJOO más comentados de la historia. Alguno de los actores más relevantes, como Facebook, ya han movido ficha, arrancando un único espacio con acceso a las páginas oficiales de más de 100 atletas, de los equipos, los diferentes deportes, las mascotas, etc.

Dos tipos de dispositivos son los principales culpables de ello: las tabletas y los smartphones. Las primeras marcarán un punto de inflexión, pues en los JJOO de Pekín su penetración en el mercado estaba muy lejos de la actual. Así, expertos como Carlo Hibbert, de la consultora Futuresource Consulting, aseguran que "los usuarios de tabletas pondrán a prueba el iPlayer de la BBC".

Tanto tabletas como smartphones brindan la oportunidad de la interactividad y muchos de los espectadores emplearán al menos dos pantallas de manera simultánea: la de su televisor y la de su dispositivo móvil para tuitear en vivo o incluir comentarios en las redes sociales. Tanto es así, que se prevén unos 180 millones de tuits durante los 17 días de competición (la final de la Champions League ostenta el actual récord deportivo con 13.000 tuits por segundo).

Además y aunque sea previo pago, durante los Juegos será posible estar conectado, incluso, en el metro. Virgin Media ha llevado el acceso WiFi a Internet a 41 estaciones de metro -en el primer mes de funcionamiento, 100.000 personas han hecho ya uso del servicio-. A la luz de lo vivido sólo entre el pasado 25 de junio y 1 de julio, cuando se registraron un millón de tuits, comentarios en Facebook, correos electrónicos y páginas web vistas. Para finales de año, la compañía espera extender el servicio a cerca de 120 estaciones.

Visto lo visto, las comunicaciones serán claves en el transcurso de los Juegos y BT asumirá esa responsabilidad. La operadora británica responde ante 80.000 conexiones en 94 localizaciones, con 16.500 líneas fijas, 10.000 salidas de televisión por cable y 1.550 puntos de acceso inalámbricos. De hecho, BT suministrará la red WiFi de mayor densidad de toda Europa, transmitiendo información a 60Gbps en los momentos pico -el equivalente a 3.000 fotografías por segundo-, para cubrir las necesidades de los medios de comunicación, público y los propios atletas. Suyo será el despliegue de las comunicaciones entre todas las sedes olímpicas, incluida en la Villa Olímpica donde gracias a la tecnología FTTP (Fibre to the Premises) los 2.818 apartamentos de los deportistas estarán conectados.

Las previsiones de tráfico de información son tan abrumadoras, que no tardó en surgir la inquietud acerca de si el ancho de banda de los usuarios no se vería resentido. El Gobierno llegó a sugerir el año pasado que los proveedores de servicios de Internet limitaran las descargas de sus abonados durante los JJOO para salvaguardar el rendimiento del ancho de banda. Medidas quedesde la compañía se han desestimado dadas las inversiones realizadas en el fortalecimiento de la capacidad de red para hacer frente a estos picos de demanda.

Desde el punto de vista informático, el acontecimiento ha supuesto otro reto. El director de informática de Londres 2012, Gerry Pennell, destaca la complejidad de coordinar a la lista de proveedores que hacen que el evento funcione desde un punto de vista técnico, encabezados por la filial española de Atos, y arropado por BT, Cisco, Samsung, Acer, Omega o Panasonic, entre otras. Desde el Centro Tecnológico se prestará soporte a más de 900 servidores, 1.000 dispositivos de seguridad y de redes, casi 10.000 ordenadores, 1.600 terminales para comentaristas y 1.800 terminales de información.

Del resultado de esta coordinación dependerá, en gran medida, el éxito del evento pues, tal y como señala Pennell, "sólo tenemos una oportunidad de ejecutar nuestra estrategia de Tecnologías de la Información, y tenemos que hacerlo bien". No es para menos, puesto que bajo el paraguas de la informática se encuentra desde el sistema de acreditaciones, capaz de gestionar los más de 200.000 registros necesarios; al sistema de seguimiento de salidas y llegadas tanto de atletas, como de prensa, personal de los JJOO, voluntarios o espectadores; o toda la tecnología audiovisual en los estadios, incluidos los gráficos, las pantallas gigantes y el sistema de 40 canales de circuito cerrado de televisión.

A ello hay que sumar, además, el sistema de resultados de las competiciones, tanto offline como online, que suministra la información a las webs oficiales, prensa internacional, federaciones, etc., procesando en tiempo real quién realizar mejor marca personal o en qué disciplina deportiva se ha batido un récord. Pennell explica la complejidad del entramado, "dada la coordinación entra las diferentes sedes ubicadas por todo el país -no sólo Londres-"y la velocidad a la que se ha de transmitir la información pues el responsable indica que "los datos deben llegar en 0,3 segundos".

Esta apuesta por lo digital también tiene su lado oscuro: los ciberataques. Ya en 2008, durante los JJOO de Pekín, se registraron cerca de 12 millones de ataques. Francis Maude, ministro de Presidencia, ha subrayado la "firme determinación del Gobierno para blindar los JJOO", a sabiendas de que es imposible ser "completamente inmunes". Entre las medidas adoptadas, destaca un grupo específico destinado a probar los peores escenarios posibles de seguridad informática, testear los planes de contingencia y repelar cualquier tipo de ataques, ya sean denegaciones de servicio o código malicioso (malware).

Por otro lado, las novedades técnicas también se han trasladado a los medios de pago. La organización, con Visa como patrocinador oficial, ansía que éstos sean los Juegos donde menos efectivo se maneje. Para ello, se ha hecho uso de la tecnología Near Field Communication (NFC) y el pago sin contacto. Todo hace indicar que no se conseguirá el objetivo, aunque sí servirá de banco de pruebas de excepción; para empezar, con los propios deportistas, a los que les ofrecerá el nuevo Samsung Galaxy S3 -es patrocinador oficial- para probarlo durante los JJOO. Estos smartphones integran la tecnología NFC, lo que les permitirá realizar compras, dentro y fuera de la Villa Olímpica, en más de 140.000 establecimientos, pagando a través del móvil. Las personas que cuenten con tarjetas de crédito sin contacto, también se beneficiarán de este avance.