Público
Público
Únete a nosotros

Juicio a la Liga bipolar: entre el póquer blanco y la honra azulgrana

Real Madrid y Barcelona arrancan la final más repetida de la historia de la ACB y la tercera seguida entre ambos. Los locales (Barclaycard Center, 19 horas) parten como favoritos y quieren hace historia tras lograr Supercopa, Copa y Euroliga. Su rival busca reeditar el título, que le salve la aciaga temporada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Navarro y Llull en la presentación de la final de la Liga Endesa. /ACB

MADRID.- El Real Madrid y el FC Barcelona, dos rivales que se conocen a la perfección, se enfrentan este viernes en el primer asalto de la final de la Liga Endesa de baloncesto en el Barclaycard Center (19.00 horas/La1 y TV3), un 'Clásico' que hace honor a su nombre, puesto que se repite la lucha por la Liga Endesa de las últimas tres ediciones, con los azulgrana tratando de repetir el guión del año pasado para evitar el pleno madridista. Una final que demuestra la supremacia de los dos grandes equipos de España y la debilidad de una Liga en la que cada vez es más difícil que algún otro equipo les haga sombra.

Se trata de la decimotercera final de la Liga Endesa con ambos de protagonistas (lo que supone la final más repetida historia de la competición), en la que se romperán las tablas (6-6) alcanzadas el año pasado con el título de los azulgranas, que deberán reponerse del balance negativo de esta temporada ante los blancos (4-2), en la décima final entre ambos de las últimas once en competiciones ACB.

Toda una hegemonía está en juego, y para el Real Madrid entrar en la historia, puesto que se planta en la final como campeón de Supercopa de España, Copa del Rey y Euroliga, y se encuentran a solo tres victorias de completar un póquer de títulos nunca visto en la historia del baloncesto español, si bien es cierto que su rival hizo el 'triplete' en 2003, cuando no existía entonces la Supercopa.

Después de superar con ciertos apuros y tensión a un Valencia Basket con muchas bajas, los de Pablo Laso, que suma 13 finales de 16 posibles desde que ocupa el banquillo madridista, se postulan como grandes favoritos al título.

El Real Madrid, que aspira a poder lograr el primer póquer de su historia, espera hacer bueno los dos primeros partidos al calor de su afición, ante la que sólo han cedido dos encuentros este año

Para ello, esperan hacer bueno sus dos partidos al calor de su afición, ante la que sólo han cedido dos encuentros este año (Unics y Valencia Basket) y frente a un rival que ha sumado a domicilio diez de sus once derrotas en la Liga Regular. El campeón de Europa debe demostrar que tiene la lección aprendida de los dos últimos años cuando su rival le arrebató el 'factor campo' con una victoria.

Además, una plantilla plagada de estrellas como Rudy Fernández, Sergio Llull, Sergio Rodríguez, Felipe Reyes ('MVP' de la temporada regular) o Andrés Nocioni ('MVP' de la 'Final Four') también debe probar que su hambre de títulos es insaciable, y que no hay lugar para la relajación ante un eterno rival que tratará de evitar su gesta, para lo que necesitará recuperar su mejor intensidad defensiva.

El Barça quiere volver a golpear primero

Por su parte, el FC Barcelona tratará de repetir lo ocurrido el curso pasado, en el que los madridistas también se plantaban como favoritos en la final y se encontraron con una victoria inicial del conjunto 'culé', que acabó campeón de Liga Endesa en cuatro partidos (3-1) y que en esta ocasión llega tras un agónico triunfo en el quinto partido ante Unicaja.

Juan Carlos Navarro afinó su muñeca, tras un 0/15 desde el triple en el 'play-off', para sentenciar a un conjunto malagueño resucitado tras dos cómodas victorias de los azulgrana (91-60 y 91-70), de modo que llegan con un partido más en sus piernas que el Real Madrid, y también con la presión de no haber ganado nada en este curso a sus espaldas.

El Barcelona vivirá su novena final de Liga Endesa consecutiva con la presión de poder acabar el año en blanco

El pleno hasta la fecha de los madridistas también supone la sequía de trofeos en la Ciudad Condal, que vivirá su novena final de Liga Endesa consecutiva, y la decimonovena en competiciones ACB, y en la que una derrota supondría la primera temporada sin títulos desde la 2007-08, en la que Xavi Pascual sustituyó a Dusko Ivanovic en el banquillo.

"Firmaría el 1-1", aseguró Tomas Satoransky en la previa, uno de los jugadores que deberá dar un paso extra en defensa para hacer frente a las estrellas madridistas, algo en lo que también será clave recuperar al mejor Brad Oleson.

En ataque, un Ante Tomic recién renovado por tres años se las volverá a ver con su exequipo como principal referente, mientras que Justin Doellman, Álex Abrines o Mario Hezonja deben dar un paso adelante en el acierto exterior, capital en caso de que el tanteo de puntos sea alto, un guión en el que el Barcelona sabe defenderse pese a preferir resultados cortos.

Real Madrid - Barcelona

Real Madrid: Llull, Rivers, Rudy Fernández, Reyes y Ayón --posible cinco inicial--; Sergio Rodríguez, Maciulis, Nocioni, Carroll, Mejri, Slaughter y Bourousis.

Barcelona: Satoransky, Oleson, Thomas, Doellman y Tomic --posible cinco inicial--; Huertas, Lampe, Navarro, Abrines, Hezonja, Nachbar y Pleiss.

Pabellón: Barclaycard Center (19.00 horas/La1 y TV3).