Público
Público

Kaká vuelve a una lista y Lass adelanta a Khedira

El brasileño no disputa un partido oficial desde el 2 de julio y su regreso apunta directamente al puesto de Özil

L. J. MOÑINO

'Kaká no será titular, no está todavía ni cerca de serlo, nos puede dar 15 o 20 minutos de su supercalidad, pero no más porque no tendrá más para darle al equipo'. Mourinho incluyó ayer a Kaká en la lista de convocados para el partido de esta noche en Getafe. Desde el pasado 2 de julio, en el que Brasil cayó con Holanda en los cuartos de final del Mundial, el futbolista brasileño no sabe lo que es formar parte de una expedición oficial. Sus problemas de pubis y de rodilla le han tenido apartado desde entonces.

La expectación preside el club ante el regreso de un Kaká sin problemas físicos. Florentino Pérez pagó por él 65 millones de euros y era una de las patas sobre las que debía sostenerse su nuevo proyecto. También era parte importante de la estrategia de mercadotecnia. Además de sus cualidades futbolísticas, la figura discreta y amable de Kaká encaja a la perfección en esa imagen virginal que el club pretende ofrecer al mundo. Sin embargo, las lesiones y las dificultades para encontrarle una posición impidieron ver esa versión tan deseada de Kaká, que llegó como imprescindible, pero llegó a escuchar los silbidos del Bernabéu.

Aquel comentario de su mujer en Twitter, en el que criticó a Pellegrini por su sustitución en el partido de vuelta ante el Lyon, no le ayudó mucho. 'Un técnico cobarde siempre cambia a un jugador para intentar desviar el foco a su propia impotencia', escribió su esposa. Tampoco le favoreció, de cara a la hinchada, su empeño por preservarse para jugar el Mundial con Brasil. Con todo, y sabiendo los riesgos que corría, el Madrid no puso reparos para que acudiera a Suráfrica aún sabiendo que podría ser perjudicial, como así fue.

La vuelta de Kaká apunta directamente a Özil, porque Mourinho no contempla hacerle jugar en una banda. 'Jugamos sin extremos muy abiertos. El jugador que juega un poco más como extremo es Di María y como lo hace a pierna cambiada su tendencia natural es jugar por dentro'. Si Kaká recupera su nivel, Mourinho tiene claro que Özil saltará de la alineación o se verá desplazado a la izquierda. Kaká tiene esa verticalidad que tanto gusta a su entrenador. También es más agresivo y constante en la presión, la parcela en la que Mourinho más tiene que insistir a Özil. 'El regreso de Kaká es bueno para el equipo y para los espectadores, que siempre agraden este tipo de jugadores', afirmó el técnico. Gago y Canales, otros dos ausentes habituales, también entraron en lista.

El técnico portugués anunció que Lass jugará al lado de Xabi Alonso, que ha desbancado a Khedira, y descarta que la opción más ofensiva de Granero al lado de Alonso haya cobrado fuerza: 'El equipo tiene ya su estructura. La tendencia natural es la que juegue hoy, pero obviamente no podemos jugar con este equipo 30 partidos hasta final de temporada. Cuando juguemos contra el Lyon en febrero la naranja tiene que estar llena'.