Estás leyendo: La Liga mide al Barcelona

Público
Público

La Liga mide al Barcelona

Guardiola se muestra seguro de la reacción de sus jugadores tras el tropiezo en la Copa e insiste en que el Barça se juega hoy el alirón

RUT VILAR

Sin apenas tiempo para lamentar la final perdida en Mestalla y a menos de una semana para que se dispute el primer clásico de Champions, la Liga mide la capacidad de reacción del líder que, ante todo, suspira por repetir el alirón en el campeonato doméstico. "En el partido de mañana [por hoy] nos va la Liga. Si ganamos, damos un paso de gigante. Conseguimos tres cuartas partes del trofeo", alertó ayer Guardiola para añadir: "Si esa no es razón suficiente para estar motivado...".

A pesar de la normalidad con que el equipo intenta digerir la derrota frente al Madrid, durante el regreso de Valencia los futbolistas del Barça seguían abatidos. "Los jugadores tienen que reaccionar bien porque es su trabajo. Si están tristes por haber perdido la Copa, que corran más. El deporte es esto. Las lamentaciones a otro sitio. En el vestuario, no. El que esté preocupado, que se despreocupe en el banquillo o en la grada", advirtió el preparador.

Para la plantilla azulgrana vencer sigue siendo tan importante como el modo exhibido para lograr los triunfos. "La única manera que tenemos de ganar a todos los equipos es desde nuestra esencia. El Madrid siempre juega a expensas del Barça y eso es mucho más fácil que lo que hacemos nosotros", respondió Xavi a aquellos que, perdida la primera final, dudan del modelo. No es el caso de los cerca de 400 hinchas que jalearon al conjunto catalán en el Camp Nou recién llegado el equipo a Barcelona.

"Parece que nos agarramos al tema del estilo para disculpar una derrota. Pero el estilo está ahí cuando ganas y cuando no. Simplemente yo no entiendo el fútbol de otra forma y no puedo transmitir a mis jugadores una cosa que no siento", terció al respecto el entrenador, que también recibió el aliento de los culés la noche del jueves, cuando asistió con su familia al concierto de Manel en el Teatre Romea. Guardiola instó a la afición a disfrutar del momento: "Echaréis mucho de menos a estos futbolistas cuando no estén, son irrepetibles", abundó .

Confirmada la lesión de Adriano -estará cuatro semanas de baja por una rotura de fibras en el muslo-, con el clásico del miércoles en mente y las piernas cargadas tras disputar la final de Copa hasta la prórroga, ante Osasuna Guardiola podría dar descanso a algunos de los jugadores que más minutos acumulan. Sigue siendo duda Puyol, "que en Mestalla no se sintió del todo fino", reveló el técnico.

"Harán cambios, sí. ¿Cuántos? No lo sé. Son jugadores que descansan jugando. ", advirtió José Luis Mendilibar, preparador del equipo rojillo. Osasuna llega al Camp Nou a 50 puntos del Barça. Metido en la lucha por evitar los puestos de descenso y con bajas sensibles. Sin Aranda, Masoud y Rúper, lesionados, y con Sergio, Puñal y Soriano sancionados, Mendilibar deberá retocar la medular habitual de su equipo. Durante la semana, el entrenador probó con Nekounam y Vadocz.