Público
Público

Lissavetzky se reunirá con jugadores y presidente para resolver el conflicto

A raíz de la elección de la sede de las semifinales de la Davis, se ha destapado la pésima relación entre los jugadores y el presidente de la RFET

AGENCIAS

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, ha convocado para esta misma semana una reunión con jugadores y técnicos españoles para intentar resolver el conflicto que los enfrenta con el presidente de la Federación Española de Tenis, Pedro Muñoz.

Lissavetzky, junto con el director general de Deportes, Albert Soler, y el subdirector Ángel Luis López de la Fuente se reunió hoy con Pedro Muñoz; el Director Deportivo, Javier Duarte y el seleccionador del equipo español masculino, Emilio Sánchez Vicario.

"La reunión se ha celebrado con la mejor disposición por ambas partes para encontrar vías de solución al actual conflicto del tenis español. En este sentido, se ha acordado convocar a jugadores y técnicos de forma inmediata para mantener una reunión, que presidirá el secretario de Estado para el Deporte, en la que se pretende alcanzar un marco de convivencia que permita al tenis español afrontar los importantes compromisos de futuro en las mejores condiciones posibles", informa el CSD.

"El Consejo Superior de Deportes, que ha valorado positivamente la disposición del presidente de la Federación de Tenis, pide al mundo del tenis que hagan un esfuerzo de prudencia y mesura para alcanzar una solución lo antes posible para el bien del tenis español", añade la nota.

 

El pasado día 15, la Junta Directiva, la Comisión Delegada y la Comisión Ejecutiva de la Real Federación Española de Tenis expresaron su rechazo a cualquier tipo de "chantaje o presión" por parte de los jugadores y su apoyo al presidente Pedro Muñoz.

En el comunicado, la Junta Directiva de la Real Federación Española expresaba "el rechazo a cualquier tipo de chantaje, presión o forzamiento en cualquiera de sus formas y contenidos de los comunicados, así como de los posibles intereses que pudieran existir por parte de los mismos".

La nota federativa fue consecuencia del envío, el día anterior, por parte de los principales tenistas españoles de una carta a las federaciones territoriales, acompañada de la publicación de varios mensajes sms intercambiados entre ellos y el presidente Pedro Muñoz.

 

Los ocho jugadores que componen la selección española de tenis habían hecho pública una carta remitida a los presidentes de las federaciones territoriales y a la Federación Española de Tenis (RFET) en la que destacaban el agravamiento de las diferencias con Pedro Muñoz, al que acusaron de engañar, perseguir y amenazar a los componentes del equipo.

En la nota, firmada por Rafael Nadal, Juan Carlos Ferrero, David Ferrer, Carlos Moyá, Fernando Verdasco, Feliciano López, Nicolás Almagro y Tommy Robredo, se adjuntaban mensajes telefónicos (SMS) enviados por Muñoz a tenistas, entrenadores y agentes de los jugadores, que insisten en el "total rechazo a la representación por parte del presidente" y la insistencia de "no participar en ningún acto público o promocional de la RFET, ni de sus patrocinadores mientras Muñoz siga en la presidencia", a pesar de que reconocen los jugadores que no les corresponde a ellos "pedir la cesión de funciones del presidente".

"El centro de la polémica es nuestro desacuerdo con el Sr. Muñoz y con su gestión. Ahora más que nunca mostramos ese desacuerdo después de una serie de acciones por él emprendidas tras la polémica suscitada la semana pasada. El envío de una serie de sms a varios de los jugadores no es sino una prueba más de los usos y formas del presidente de una Federación que debiera ser ejemplar. Los jugadores hemos sido engañados a lo que se une ahora una persecución y amenazas a determinados componentes del equipo que son y han sido claves en los éxitos del tenis español", señalaba la carta.