Público
Público

El Liverpool ya busca sustituto a Benítez

Los propietarios del club no le perdonan su actitud contestataria.

ENRIQUE MARÍN

No es un rumor. Ni siquiera una especulación más de la sensacionalista prensa inglesa. Rafa Benítez está ahora mismo más fuera que dentro del Liverpool y prueba de ello es que en Anfield ya han empezado a buscarle sustituto. Y no para la temporada que viene, como más o menos era de esperar dados los últimos acontecimientos.

Sino, incluso, para esta misma. Rick Parry, chief executive del Liverpool, ha comenzado la lógica ronda de conversaciones para encontrarle sustituto a Rafa y, aunque uno de los nombres que suena con más fuerza es el de Jose Mourinho, el elegido podía ser una auténtica sorpresa.

Los propietarios del Liverpool, los magnates norteamericanos Tom Hicks y George Gillett, están hartos de que Benítez utilice permanentemente los medios de comunicación para pedirles más fichajes y consideran un desplante imperdonable que el técnico español se atreviera a contestarles, también a través de los medios, cuando le invitaron a que se dedicara a entrenar a los muchos y carísimos jugadores que tiene en lugar de seguir insistiendo en más fichajes.

Ni siquiera una disculpa

Hay quien asegura que a Hicks y Gillett les podría bastar con que Benítez les pidiera disculpas públicamente. Rafa ha comentado a su entorno más cercano que quiere reconciliarse con los propietarios y que mantendrá una reunión con ellos a mitad de diciembre. Sin embargo, quizás ya sea demasiado tarde para que Hicks y Gillett se reconcilien con el técnico español, quien ha tensado demasiado la cuerda y ahora ni ve ni tiene clara su continuidad en un club donde ha llegado a disponer de todo el poder.

Aunque en un principio Hicks y Gillett hicieron como que no oían la respuesta de Benítez a su aviso, "yo intento trabajar como un gerente para mi club", comentó Rafa, tomaron buena nota de la actitud contestataria de su entrenador. Según publica The Sun en su edición digital, los dueños del Liverpool han perdido la fe en el español y ya no le apoyan públicamente.

Pero los problemas de Benítez no se limitan a susdesavenencias con los propietarios del club. La prensa, es verdad que sobre todola londinense y en menor medida la de Liverpool, también llevan tiempo criticándole, especialmente por sus famosas rotaciones. Aunque lo peor está en el vestuario. Steven Gerrard, el jugador de referencia del Liverpool, nunca se ha llevado bien con Benítez. Es más, hace meses que ya no le soporta, hasta el punto de que ha comunicado al club que si Rafa sigue la próxima temporada, él se marcha. Gerrard seguirá en Anfield.