Público
Público

Lochte se disculpa tras liarla en Río y salir huyendo a EEUU: "Debería haber sido mucho más responsable"

El nadador de EEUU junto a tres compañeros causaron destrozos en una gasolinera tras una noche de fiesta y mintieron a la policía. Jimmy Feigen tendrá que pagar una multa de casi 11.000 dólares, que se destinará a una ONG que trabaja en una favela de Río.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Portadas de periódicos estadounidenses con Ryan Lochte y su escándalo en Río. /REUTERS

RÍO DE JANEIRO.- El nadador estadounidense Ryan Lochte se ha disculpado este viernes por su comportamiento en Río de Janeiro, alegando que "debería haber sido mucho más responsable" después de ser acusado por la policía de inventar una historia sobre un robo a mano armada para encubrir un mal comportamiento en una gasolinera mientras se alojaba para disputar los Juegos.

"Independientemente del comportamiento de cualquiera la otra noche debería haber sido mucho más responsable en mi comportamiento y por eso pido disculpas a mis compañeros, mis aficionados, mis competidores, mis patrocinadores y a los anfitriones de este gran evento", publicó el medallista de oro en Pekín 2008, después de destaparse definitivamente una trama por la que incluso el Comité Olímpico Estadounidense tuvo que pedir perdón.

Lochte, junto a sus compañeros de equipo Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen, está acusados de haber fingido ante la policía un asalto realizado por hombres armados, ya que las cámaras de seguridad de una gasolinera y una investigación de las autoridades brasileñas mostraron que los nadadores destrozaron un baño de la estación de servicio y entregaron dinero a guardias de seguridad armados que les habían impedido marcharse.

Antes de este incidente, los cuatros nadadores estadounidenses habían pasado la noche en una fiesta acompañados por tres mujeres. A su vuelta a la Villa Olímpica y en evidentes estados de embriaguez fue cuando provocaron el altercado en la estación de servicio. 

En su comunicado de hace unos días, el deportista de 32 años describió la noche como "traumática" y explicó su versión de los hechos. "Es traumático regresar tarde con tus amigos en un país extranjero, con la barrera del idioma, y tener a extraños apuntándote con una pistola y reclamando dinero para salir del lugar", manifestó.

La multa de 11.00 dólares a Feigen se destinará a una ONG

Antes de que se descubriera que todo había sido una invención de los nadadores, Lochte puso tierra de por medio y cogió un avión rumbo a EEUU. Gunnar Bentz y Jack Conger volvieron el jueves y este viernes el único que permanece en Brasil es Feigen, que deberá pagar una multa de 35.000 reales (unos 10.800 dólares) para que la Justicia autorice su regreso a su país de origen.

La justicia brasileña fijó el jueves cargos contra Feigen por "falsa comunicación de crimen" y selló un acuerdo con la Justicia después de una audiencia de cuatro horas, en la que su defensa se comprometió a pagar la multa.

El dinero será empleado para comprar material deportivo, el cual será destinado al instituto Reação, una ONG situada en una favela de la zona sur de Río de Janeiro que enseña judo a niños y adolescentes.

Según medios brasileños, Feigen aseguró en su declaración ante la policía que él sabía que la declaración de Lochte era falsa pero no quiso pronunciarse al respecto "para que el hecho no se convirtiese en algo grandioso". Feigen, a través de la Justicia, pidió disculpas a los brasileños y a las autoridades que se movilizaron para resolver el caso, que ha generado una gran polémica en Brasil.