Público
Público

Manita de humildad al Villarreal

El modesto Poli Ejido golea al conjunto de Pellegrini. La otra sorpresa la protagonizó el Sevilla, que perdió ante la Ponferradina.

PÚBLICO

No hay edición de la Copa que no ofrezca una noche de gloria para los sin nombre; equipos y jugadores. La competición alcanza ese viejo aroma que la caracteriza con noches como la de miércoles, en la que el poderoso dobla la rodilla sin enterarse ni cómo ni por qué. Si se hubiera mantenido el modelo a un partido, el Villarreal ya estaría fuera. Con todo, lo tendrá muy complicado para seguir adelante porque se tragó cinco goles.

La explicación está en el mismo fútbol, que no siempre se rige por las cuentas. Eso lo hace único, y genera el enganche masivo en practicantes y aficionados que lo elevan a la categoría de deporte rey.

Tiene el fútbol una componenda psicológica que es crucial en esta clase de partidos. Para el Poli Ejido, el duelo era su encuentro del año, para el Villarreal un trámite. En esa psique del juego entra el orgullo. Los jugadores locales buscaron el placer de jugar, de demostrar que a su nivel también son peloteros. ¿Por qué no intentar un regate, un caño o un pase imposible ante jugadores que alcanzaron lo que la mayoría de ellos no lograrán? El Poli Ejido salió a jugar un partido de fútbol y el Villarreal no se enteró. Ese fue su gran error. Pensó que con el nombre y con la superioridad técnica y física le llegaría. Y no. Se lo llevó por delante un equipo de Segunda División B. Un de los gallos de la Liga BBVA y participante de la Champions se llevó cinco goles igual que se pudo comer ocho. Una humillación para un equipo plagado de internacionales.

La rebelión del Poli Ejido la encabezó Jorge Molina. La Segunda B está repleta de jugadores que se ganan la vida ofreciendo un saco de goles cada año. No les faltan equipos en la categoría, pero sí oportunidades en la élite. Algunos hasta prefieren asegurarse el sueldo en Segunda B a aceptar ofertas de Segunda A que no ofrecen garantías de cobro. Jorge Molina es uno de esos goleadores que son un seguro de vida para equipos con aspiraciones de ascenso. Se dio a conocer en el Benidorm hace dos temporadas cuando con 24 goles fue el máximo goleador del grupo III. Ni Cygan ni Fuentes le olvidarán después del roto. Sus tres goles le convierten en el protagonista de esta ronda copera. Es un nueve clásico, de esos que sin el gol no son nadie. Probablemente había soñado toda su vida con una noche como la de ayer. La empezó a concretar a la primera que los centrales del Villarreal justificaron su suplencia habitual.

El equipo de Pellegrini, pese a encajar el tanto, siguió crecido y confiado. Ni se inmutó. Hasta que Jorge Molina volvió a retratar a Fuentes y a Cygan. Entonces, Pellegrini sí torció el gesto y sus jugadores empezaron a tener conciencia del sentido del ridículo. Quisieron reaccionar, pero ya era tarde. El Poli Ejido era ya un equipo convencido de que el fútbol, a veces, brinda noches de gloria.

Y no la perdonó. En los últimos años ha habido batacazos de los grandes, pero ninguno ha sido tan sonado como este.  Jorge Molina hizo su tercer gol y le acompañó en la gloria Gregory con otros dos goles. Una manita sonrojante para el Villarreal. "Firmo un 2-0", dijo Luis Cazorla, entrenador del Poli Ejido en la previa. Al término del encuentro estaba orgulloso de la ambición de los suyos: "Lo fácil hubiera sido defender el 2-0, pero mis jugadores han querido más". Era su noche. Se la tenía reservada el fútbol, que no conoce de cuentas cuando hay pasión y orgullo.

RESULTADOS COPA DEL REY: 1/16 IDA 

Portugalete 1 Valencia 4

Málaga 1 Mallorca 1 

Numancia 0 Sporting 1

Athletic 2 Recreativo 0 

Castellón 0 Betis 2

Hércules 1 Valladolid 5

Rayo 1 Almería 2

Celta 2 Espanyol 2

Murcia 2 Racing 1

Elche 0 Deportivo 2

Ponferradina 1 Sevilla 0

Orihuela 0 Atlético de Madrid 1

Getafe 0  Osasuna 0 

Real Unión 0 Real Madrid 0 J21:00