Público
Público

Mestalla o el Villamarín, las opciones para acoger la final de la Copa

Esta tarde en la Federación Española se decidirá la sede. Valencia y Betis son los únicos clubes que han ofrecido sus estadios. Athletic y Barça todavía albergan esperanzas de que Florentino Pérez les ceda el Bernabéu, su opción favorita.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mestalla ha acogido varias finales en los últimos años.

MADRID.- Hoy es el día señalado en rojo para conocer qué estadio acoja la final de la Copa del Rey, que disputarán el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao el próximo 30 de mayo. La cita tendrá que lugar esta tarde en la Federación Española de Fútbol, donde a las 16 horas se reunirán los representantes de los dos clubes protagonistas del encuentro. Las opciones sobre la mesa son escasas. Más bien dos. Los estadios de Mestalla y el Benito Villamarín son los únicos que han ofrecido el Valencia y el Betis para ser la sede de la final. 

Sin embargo, Barcelona y Athletic siguen manteniendo que su estadio preferido es el Santiago Bernabéu pero Florentino Pérez no está por la labor de ceder el estadio del Real Madrid. Tan solo si logran convencerle antes de que se tenga que tomar una decisión podría llevar la final al coliseo blanco. Su capacidad (más de 80.000 espectadores) y su situación geográfica lo convierten en el escenario ideal. 

También se planteó en su día el Vicente Calderón, pero el feudo del Atlético acoge al día siguiente el concierto de rock del grupo australiano AC/DC, por lo que no otorgaría tiempo material para acoger ambos eventos con tan pocas horas de margen entre uno y otro. 

Ninguno de los dos clubes ha ofrecido su estadio para la final y es que ninguno de los dos quiere arriesgarse a que su rival festeje el título en su propio estadio. Ya le pasó al Real Madrid en dos ocasiones en tiempos recientes y ni Barça ni Athletic quieren repetir la escena ni en el Camp Nou ni en el nuevo San Mamés. Si no hay consenso podría barajarse otro estadio, el olímpico de La Cartuja, completamente infrautilizado.

Si los clubes protagonistas no se ponen de acuerdo llegará el turno de la Junta Directiva de la Federación y será ahí donde finalmente se tome una decisión en torno a una final que ya es polémica antes de disputarse.

Y es que se suceden los comentarios y reacciones a una posible pitada por parte de las aficiones al himno nacional y al rey Felipe VI, que se estrenará en estas lides. Ayer mismo, el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, aseguró que "silbar el himno es un germen de violencia. Podemos creer que entre la gente que va a estar en el campo, ¿no va a haber muchos miles de personas para los que el himno de España, la bandera o el el jefe del estado es algo muy importante?".