Público
Público

Negredo le gana a Mata la apuesta

Los dos se dedicaron un gol

HUGO JIMÉNEZ

"Lo habíamos hablado en el vestuario y quedamos en que el primero que marcara un gol se lo dedicaría al otro. Como los dos marcamos... nos dedicamos un gol cada uno", cuenta el valencianista Mata.

Era el minuto 50 del partido que España ganó el pasado miércoles en Zenica ante Bosnia (2-5) cuando Negredo hizo su primera diana con España. Era el segundo partido que el delantero jugaba con la roja, el primero como titular, y el sevillista tenía pensada una celebración especial. Tras besarse la muñeca, un mensaje a su pareja, Negredo corrió hacia el banquillo y se fundió en un abrazo con Mata. El valencianista le vaticinó a Negredo que se estrenaría como goleador ante Bosnia y se cumplieron sus augurios.

Más tarde, en el 0-5, Mata le devolvió la dedicatoria a Negredo. Dos viejos amigos, pues coincidieron en el Castilla, que se han reencontrado en la selección. "Me alegró mucho ver a Negre tan feliz tras el partido. Se merece la oportunidad que le han dado y sé que la aprovechará", comenta Mata. Palabra de amigo.

Pese a que Negredo y Mata sólo coincidieron una temporada hace cinco años en el Castilla (bajo las órdenes de Míchel), forjaron una estrecha amistad. Hablan prácticamente a diario y cuando se encuentran son inseparables. "Todas las temporadas hacemos apuestas para picarnos. Por ejemplo, nos ponemos metas a ver quién marca más goles", cuenta Mata. Aunque el valencianista es consciente de que ahí lo tendrá muy difícil para ganar a su amigo. "A ver este año quién mete más. Los dos últimos me ganó él, pero porque juega más arriba", se escuda sonriendo Mata.

El valencianista ya es un fijo para Del Bosque en las convocatorias. Negredo ansía serlo. "Ahora que estoy en la selección, espero que sea para mucho tiempo", dice ilusionado el sevilllista. Y sabe que tendrá que aprovechar todas sus oportunidades. "Está claro que me tengo que ganar seguir viniendo y aprovechar los minutos. Hay un grupo muy hecho y tengo que luchar por hacerme un hueco", indica desafiante el vallecano. "Desde pequeño estoy acostumbrado a pelear", concluye Negredo.

El delantero atraviesa las horas más felices en su carrera profesional. El miércoles, tras el encuentro, su móvil no paró de sonar. Todos sus amigos le felicitaron tras su buen partido y todos los medios de comunicación le requerían como protagonista. "Lo primero que hice fue hablar con la familia y con la novia", reconoce el delantero. "Ellos son los que te apoyan siempre, en los momentos buenos malos, y los goles del miércoles también fueron para ellos", se sincera Negredo. Ayer, a su llegada a Madrid, fue su padre, taxista de profesión, quien le recogió en Barajas. El delantero comió junto a su familia y ya por la tarde se montó en un AVE con destino a Sevilla.

Incluso el seleccionador Del Bosque, poco dado a ello, le felicitó personalmente tras el encuentro ante Bosnia. Todos en la expedición española destacaban ayer el gran nivel mostrado por Negredo, que marcó dos goles y dio dos asistencias. "No coincidí en el Madrid con él, porque es más joven, pero siempre tuve buenas referencias. No es fácil debutar en la selección con dos goles y dos asistencias", le bendice Casillas. Palabra de capitán.