Público
Público

El noruego Hushovd, primer líder de la París-Niza

El español Markel Irizar acaba segundo en el prólogo de Amilly mientras Pereiro se queda algo alejado en el puesto 44

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista noruego del Credit Agricole Thor Hushovd se ha impuesto en el prólogo de 4,6 kilómetros de la clásica París-Niza, que se disputa hasta el próximo domingo 16, con un tiempo de 5 minutos y 33 segundos seguido por el gipuzcoano del Euskaltel Euskadi Markel Irizar, a 4 segundos, y del alemán del Gerolsteiner Stefan Schumacher, a cinco.

La prueba, que se organiza fuera de los reglamentos de la Federación Internacional, sirvió para que los grandes empezaran a buscar sensaciones encima de la bicicleta al margen de la polémica que alimentó los días previos por las amenazas de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

El noruego Hushovd, que arriesgó mucho en las curvas sobre un asfalto mojado durante gran parte del prólogo, fue algo mejor que el joven oñatiense del conjunto naranja. Markel lideró el prólogo durante la mayor parte de la carrera y sólo pudo ser superado al final, cuando casi pensaba en el triunfo, por Hushovd.

Entre los favoritos, el australiano Bradley McGee acabó a 5 segundos de Hushovd, al igual que su compatriota Trent Lowe (Slipstream Chipotle/TSL), que fue la sorpresa de la etapa al acabar entre los diez primeros.

Cadel Evans (Silence-Lotto), aspirante a suceder a Alberto Contador como ganador de la París-Niza, no se encontró cómodo en ningún momento del recorrido y acabó el prólogo a más de diecisiete segundos del ganador, al igual que otro de los favoritos, el luxembrgues Frank Schleck (CSC), que terminó a 34 segundos.

Una edición con polémica

Sin embargo, esta edición de la París-Niza empezó con polémica debido a la disputa existente entre la UCI-Pro Tour y Amaury Sport Organisation (ASO), la sociedad organizadora del Tour. El pulso que mantinen estos dos gigantes puso en peligro incluso la disputa de la prueba, ya que la UCI amenazó a los corredores que podían ser sancionados si participaran en la carrera con hasta seis meses de suspensión 'por saltarse el reglamento oficial' de la UCI.

Sin embargo, los equipos decidieron el pasado sábado después de una asamblea --15 votos a favor y 8 abstenciones-- tomar la salida en la ronda y desobedecer las órdenes de la UCI dando su apoyo a la prueba francesa. Mañana se disputa la primera etapa entre Amilly y Nevers, de 184 kilómetros y en la que los velocistas parten como favoritos a la victoria.