Público
Público

Nuevo incidente en los JJOO de Río: una cámara aérea cae de un altura de 20 metros y hiere a siete personas

Una de ellas ha tenido que ser trasladada al hospital. La empresa OBS investiga cómo las guías por las que estaba sujeta la cámara pudieron romperse simultáneamente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer es trasladada al hospital después de quedar herida por la caída de una cámara aérea suspendida a 20 metros de altura en los Juegos de Río/REUTERS

RÍO DE JANEIRO.- Una cámara aérea suspendida a una altura de más de 18 metros sobre el parque olímpico se precipitó este lunes contra el suelo e hirió al menos a siete personas. Ha sucedido a la salida de la sede donde se juegan los partidos de baloncesto.

La cámara estaba colgada de un cable y era una de las muchas que las empresa Olympic Broadcasting Services (OBS) tiene sobre el parque olímpico para graba imágenes aéreas del recinto y de las arenas.

La policía ha acordonado la zona del accidente para impedir el paso de los visitantes al recinto olímpico.

La gravedad de las lesiones no han sido dadas a conocer. Los organizadores de los Juegos de Río indicaron que al menos una mujer fue trasladada a un hospital. La OBS detalló que personal médico en el lugar describieron las lesiones como "menores", y se ha comenzado una "investigación completa" sobre el incidente. 

La empresa ha emitido un comunicado en el que explica que primero se rompió, en torno a las 13.30 horas en Río, "la cuerda de tracción" de la cámara, "que es responsable de su movimiento".

"En ese momento OBS envió una unidad a investigar la situación", dice la nota. Se tomó la determinación de "despejar la zona y comenzar a reparar la cuerda". "La cámara estaba entonces a una altura de diez metros sobre una explanada, sujeta por dos guías independientes, cada una de las cuales puede sujetar su pesos total de forma independiente", ha explicado OBS.

Los operarios pidieron una grúa para acceder a la cámara pero "pocos minutos después, ambas cuerda guías se rompieron simultáneamente"La cámara se cayó "desde una altura de veinte metros a una explanada en un nivel inferior".

Es el más reciente de una serie de problemas que han plagado los Juegos de Río 2016, entre ellos la detención del abanderado de Namibia, por intentar agredir sexualmente a una camarera de la villa olímpica; un robo a punta de pistola al nadador estodunidense Ryan Lochte; una bala perdida en la sede olímpica de las competencias ecuestres o una piscina verde que tuvo que ser cerrada por graves problemas de olores.