Público
Público

Jjoo tokio La burbuja para controlar la covid en las Olimpiadas de Tokio ya está "rota"

Las olimpiadas de Tokio continúan a pesar del aumento de positivos y las alertas de los expertos. La organización enfrentará su prueba de fuego en el primer partido de fútbol.

JJOO
UnA organizadora toma la temperatura a un periodista. Molly Darlington / Reuters

La burbuja para controlar las infecciones por COVID-19 en la villa olímpica de Tokio ya está "rota" y supone un riesgo de propagación de las infecciones a la población en general, según un destacado experto en salud pública. La primera gran prueba de cómo pueden celebrarse unas olimpiadas en pandemia será cuando Japón se enfrente a Sudáfrica a que podría tener problemas para alinear a 11 jugadores debido al coronavirus.

"Mi mayor preocupación es, por supuesto, que se produzca un aumento exponencial de infecciones en la población o en algunos de los alojamientos y en la interacción con la población local", declaró Bach.

Las autoridades de los Juegos Olímpicos informaron el domingo del primer caso de COVID-19 entre los competidores de la villa de Tokio, donde se espera que se alojen 11.000 atletas. Desde el 1 de julio se han detectado 67 casos entre las personas acreditadas para los Juegos, dijeron los organizadores el martes.

El peligro de la variante delta

La insuficiencia de pruebas en la frontera y la imposibilidad de controlar los movimientos de la gente hacen que los Juegos puedan exacerbar la propagación de la variante infecciosa del virus delta.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, declaró la semana pasada que los protocolos de pruebas y cuarentena dejaban en "cero" el riesgo de que los participantes en los Juegos infectaran a los residentes en Japón. Declaraciones como esa sólo sirven para confundir y enfadar a la gente, dijo Shibuya, ya que las condiciones reales sobre el terreno son "totalmente opuestas".

En abril, Shibuya fue coautor de un comentario en el British Medical Journal en el que afirmaba que los Juegos Olímpicos debían "reconsiderarse" debido a la incapacidad de Japón para contener los casos de coronavirus. Los nuevos casos de COVID-19 en Tokio alcanzaron los 1.410 el sábado, la cifra más alta en casi seis meses, con el comienzo de los Juegos en solo tres días.

Los expertos en salud pública han advertido que los factores estacionales, el aumento de la movilidad y la propagación de la variante delta podrían llevar a un aumento de más de 2.000 casos por día en Tokio para el próximo mes, niveles que podrían acercar al sistema médico de la ciudad al punto de colapso.

Solo el 33% de la población japonesa ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, una de las tasas más bajas entre los países ricos, según un análisis de Reuters. La campaña de la vacunación ha cobrado fuerza desde el mes pasado, pero recientemente ha disminuido debido a los problemas de suministro y logística.

Tokio 2020 no descarta una cancelación de los Juegos 

El director del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, Toshiro Muto no ha descartado una cancelación de última hora debido a los casos de COVID-19 detectados hasta el momento tras anunciar que podrán competir "los deportistas que den negativo por coronavirus seis horas antes de su prueba".

"No podemos predecir qué pasará con la cantidad de casos de coronavirus y si hay un aumento en los casos, entonces continuaremos con las discusiones", apuntó Toshiro Muto, director ejecutivo de Tokyo 2020, en rueda de prensa.

El directivo recalcó que han "acordado" que según la situación con el virus volverán a "convocar conversaciones con las cinco partes". "En este momento, los casos pueden subir o bajar, por lo que pensaremos en qué debemos hacer cuando surja la situación", sentenció.