Público
Público

Pesic: "Fue más duro de lo que parece"

El serbio recuerda la Euroliga que ganó para el club culé, la primera de la historia

N. R.

No hablaba ni una palabra de castellano y lo que aprendió apenas se le entendía. Pero llegó y besó el santo. Svetislav Pesic impuso sus controvertidos métodos al Barcelona de Bodiroga, Jasikevicius y Navarro, para conquistar el primer y único triplete del baloncesto. Corría la temporada 2002-03 y, como Pep Guardiola, Pesic afrontaba su primer curso como técnico azulgrana. Le habían contratado para ganar la Euroliga, la asignatura pendiente, el único título que aún no figuraba en la nutrida vitrina azulgrana. "Cada día me acuerdo de aquello", dice el serbio, con su acento tosco y su castellano rudimentario, ahora más comprensible.

"Siempre pensé que ganar la ACB sería más difícil que conquistar la Euroliga", afirma el técnico, desde Belgrado, donde ahora entrena al Partizan. "Pero ganamos la Liga después del gran éxito de la Euroliga y de un play off muy duro. Fue un año muy especial para mí", añade Pesic que, con la victoria del Barça en Roma, revivió escenas del pasado, en casa, junto a la familia, y en su condición de socio azulgrana y amigo de Joan Laporta, al que felicitó tras la final.

Conserva Pesic el vínculo con el presidente que le fichó para conquistar el título que a los Solozábal, Epi, Norris y compañía se les negó reiteradamente, Jugoplastika mediante. "Para la generación que yo entrené, ganar la Euroliga fue muy importante, porque era la primera en la historia del club", expone Pesic. "Y yo me siento muy orgulloso de aquel título, pero, como técnico, me quedo con la ACB. Es una competición más dura", insiste el serbio. La ganaron ante el Pamesa, con un contundente 3-0. "Pero era mi primer año y fue más complicado de lo que parece", concluye Pesic.