Público
Público

El piragüista David Cal, el mejor olímpico de la historia, se retira

El gallego, con un oro y cuatro platas en su palmarés, no seguirá preparándose para Río 2016 al perder la motivación. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El piragüista David Cal.

MADRID.- El piragüista David Cal, el deportista español con mejor historial olímpico, con una medalla de oro y cuatro de plata, ha decidido retirarse y no competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, que estaba preparando en Brasil.

La información la avanzaba en su edición de este miércoles Marca y la confirmaba el Comité Olímpico Español (COE). "El máximo medallista olímpico español se retira. Sólo una palabra para nuestro campeón @DavidCal1: ¡Gracias!", escribía la cuenta de la red social del COE. El presidente del COE, Alejandro Blanco, ha asegurado que "tenemos que aplaudir y dar las gracias a David Cal por todo lo que nos ha dado" y ha anunciado un homenaje al palista el próximo 13 de abril.

Cal, de 32 años, ha renunciado a seguir con su preparación y los intentos por convencerle para que cambie de opinión han sido infructuosos. La falta de motivación y de forma han terminado por pesar en el campeón de Cangas del Morrazo para tomar la decisión de retirarse. 

David Cal ingresó el 8 de agosto de 2012 en la leyenda del deporte olímpico español, tras lograr la plata en el C-1 1000 metros, su quinta presea en unos Juegos y superar así a otros mitos del panteón deportivo español, el 'pistard' Joan Llaneras y la tenista Arantxa Sánchez-Vicario, con 4.

"Trabajé duro por esta medalla", dijo el palista gallego en el lago de Eton Dorney aquella gris mañana de agosto con el aliento aún entrecortado, tras remontar en un histórico sprint del quinto hasta el segundo puesto, de la nada a la gloria olímpica, sin ser consciente de haber alcanzado la categoría de mito.

 

"¿Un mito? No soy consciente de ello. ¿Río? No sé, queda a 10.000 kilómetros de aquí. Cuatro años es mucho tiempo", apuntó entre risas. Después de Londres, Cal se marchó, no obstante, a entrenarse en Brasil para ir adaptándose a las condiciones y el canal de los Juegos Olímpicos de Río, pero poco a poco perdió la motivación, los entrenamientos y empezó a tener un problema de sobrepeso.

Según pudo saber Europa Press, su entrenador, Jesús 'Suso' Morlán, le retiró su confianza el pasado mes diciembre y David Cal empezó a meditar abandonar la piragüa. De hecho, este lunes confió al presidente del COE, Alejandro Blanco, que no tenía fuerzas para seguir en el acto en el que la UCAM invistió como Doctor Honoris Causa al presidente del COI, Thomas Bach.

David Cal comenzó a forjar su leyenda en los Juegos de Atenas 2004. El gallego se colgaba dos metales, el oro en C-1 1000 metros, su distancia fetiche, y la plata en C-1 500, poniendo fin a la sequía de 20 años del piragüismo en unos Juegos, logro que no podría repetir en Pekín cuatro años después, aunque sumó dos platas más para entrar en la historia olímpica nacional.

En 2010 cambió de modalidad. Aparcó el kayak y se subió a la canoa. En los Juegos de Londres 2012 compitió en los 1.000 metros y sumó esa quinta medalla, otra plata. A partir de ahí se le abría la vía de engordar su leyenda en Río de Janeiro, y precisamente se tuvo que marchar a Brasil para realizar su preparación ante la falta de ayudas que tenía en España. Se marchó con su inseparable 'Suso' Morlán, el que le descubrió cuando tenía 14 años, pero a un año de la cita, Cal no encontró la fórmula de antaño. Y por eso se baja de la canoa.