Público
Público

Platini también arremete contra Sarkozy

Considera ridícula la propuesta del presidente francés de parar aquel partido en el que se silbe a 'La Marsellesa'

AGENCIAS

Después de revolucionar la actualidad futbolística de esta semana con la sanción al Atlético de Madrid y su posterior aplazamiento, ahora el presidente de la UEFA, Michel Platini, critica con dureza a Nicolas Sarkozy. Ha recordado que 'La Marselesa' "ya era silbada" en su época de futbolista, y no considera los mencionados pitos en el partido amistoso del pasado martes entre Francia y Túnez como "una falta de respeto", viendo ridículo la propuesta del presidente Nicolas Sarkozy de abandonar el terreno de juego si esto se repitiese.

"Hace 30 años, cuando jugaba con Francia, 'La Marsellesa' ya era silbada en todos los campos, pero por entonces el fútbol no interesaba a los políticos y esto no chocaba a nadie", señala Platini en una entrevista con Le Monde.

Y es que el dirigente cree que el fútbol se ha convertido "en un rehén" del mundo político "porque esta historia de los silbidos se ha convertido en un asunto político que no tiene nada que ver con el deporte".

Además, Platini apunta que pudo ser un hecho aislado lo que sucedió el martes en el Francia-Túnez. "No creo que los pitos fueron una falta de respeto o un insulto a Francia sino simplemente una forma de manifestarse contra el adversario de una noche. Estoy seguro que los mismos que lo hicieron el martes, cantarán el himno cuando Francia juegue en la Eurocopa o el Mundial", advierte.

El presidente de la UEFA ironizó también sobre la propuesta de Sarkozy de que el equipo se retire si silban 'La Marsellesa'. "Francia perdería 3-0. Si juega en Azerbaiyán y silban el himno, ¿pararía el presidente el partido?", señala Platini.


El mandatario recuerda el incidente del Mundial de España cuando el presidente de la Federación de Kuwait invadió el terreno de juego para anular el gol que había encajado su selección ante los 'bleus'. "El árbitro fue suspendido de por vida", recalca, advirtiendo que los reglamentos dictan que los partidos sólo se pueden suspender "por ejemplo, en caso de actos racistas" y nunca "por una autoridad política".

Para Platini, la mejor medida sería "educar" a los aficionados de ciertos países y afirma que en la pasada Eurocopa de Austria y Suiza hicieron una labor "pedagógica" antes de los partidos "y los himnos no fueron silbados".

Tampoco está el ex futbolista francés de acuerdo con la medida de retirar los himnos. "El himno es la historia del país y cuando uno juega con su selección, juega por su país, y si el himno era silbado, eso me daba más carácter y orgullo hacia Francia", confiesa. Finalmente, Platini asegura que "nunca" cantó 'La Marsellesa'.

"Era el himno más bello del mundo, era un canto guerrero y para mí, un partido de fútbol es un juego y no la guerra. Eso no quiere decir que no estuviera orgulloso de escucharla ni que un jugador que no cante su himno no ame a su país", sentencia el dirigente, que lamente que jugadores sean "estigmatizados" por este tipo de acciones.