Público
Público

Rosberg confirma que Mercedes mantiene su dominio; Ferrari y Sainz empiezan con buen pie

El alemán y Hamilton marcan los mejores tiempo en los libres del GP de Australia. El español deja una grata impresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rosberg, durante los entrenamientos libres. REUTERS/Mark Dadswell

MADRID.- El alemán Nico Rosberg, que marcó el mejor tiempo, y su compañero inglés Lewis Hamilton, que defiende título, anunciaron este viernes que Mercedes quiere prolongar su enorme dominio, por lo visto en la jornada de ensayos libres para el Gran Premio de Australia, primera prueba del Mundial de Fórmula Uno.

Rosberg, subcampeón el año pasado, fue el más rápido, por delante de Hamilton, que en 2014 festejó su segundo título mundial -después del logrado en 2008, con McLaren-, en la jornada de entrenamientos libres en Melbourne, donde los Mercedes encabezaron la tabla de tiempos por delante de los Ferrari, escudería en la que se estrenó el cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel con el tercer crono del día.

Con la ausencia del español Fernando Alonso, que deberá aplazar su retorno a McLaren hasta dentro de dos semanas, en Malasia, como medida preventiva, debido al accidente que sufrió el pasado 22 de febrero en las pruebas de pretemporada que tuvieron lugar en Montmeló (Barcelona), fue su compatriota Carlos Sainz el que destacó, en su jornada de debut como piloto oficial de Fórmula Uno.

El madrileño, de 20 años, hijo del doble campeón mundial de rallys de mismo nombre, causó una más que grata impresión en su debut en F1 como piloto titular de Toro Rosso, escudería en la que también se estrenó este viernes el holandés Max Verstappen, con 17 el más joven principiante en la categoría reina del automovilismo.

Sainz, cuarto en el primer entrenamiento, que, con neumáticos medios (reconocibles por la raya blanca) también dominó Rosberg, por delante de Hamilton, acabó la jornada con el séptimo puesto que firmó en el segundo ensayo, en el que, con compuestos blandos (línea amarilla), se marcaron los mejores tiempos del día.

Rosberg cubrió los 5.303 metros del Albert Park, donde el año pasado logró una de sus ocho victorias en Fórmula Uno, en un minuto, 27 segundos y 697 milésimas, justo una décima menos que Hamilton, con el que parece estar llamado a protagonizar duelo similar al de 2014. Esta vez rodaron dos segundos más deprisa que hace doce meses.

Tras un año sin triunfos, subsiguiente a su etapa gloriosa en Red Bull (con cuatro dobletes, entre 2010 y 2013), Vettel arrancó con buenas sensaciones a bordo de su nuevo Ferrari, con el que acabó a siete décimas del hijo de Keke y una por delante del finlandés Kimi Raikkonen, compañero de Alonso el año pasado, en la quinta y última temporada del doble campeón mundial asturiano en el equipo carmesí.

Por detrás de Mercedes y Ferrari asomó el Williams del otro finés, Valtteri Bottas (el brasileño Felipe Massa no salió en la segunda sesión, por una fuga de agua), que concluyó quinto, por delante del ruso Daniil Kvyat, debutante el año pasado en Toro Rosso y que, con 20 años ha reemplazado a Vettel en Red Bull.

Y tras ellos, Sainz, el mejor los debutantes, con el séptimo crono, a dos segundos y tres décimas de Rosberg y siete puestos y más de un segundo por delante de su compañero, el también neófito Verstappen. Carletes se colocó justo por delante del venezolano Pastor Maldonado (Lotus) en la tabla de tiempos, en la que no entró el otro español que iba a debutar, Roberto Merhi. Su equipo, Manor, heredero de Marussia, incluido a última hora y que confirmó al castellonense hace sólo tres días, no pudo rodar este viernes, por problemas en el software de sus monoplazas.

Tampoco lo hizo en la primera sesión Sauber, inmersa en una batalla legal con el holandés Giedo van der Garde y que desoyó el inicial dictamen favorable al neerlandés de un juez australiano, que señala que éste tiene derecho a correr con uno de los monoplazas que en la segunda sesión ocuparon el sueco Marcus Ericsson y el brasileño Felipe Nasr, otro debutante, que acabó undécimo, por delante del mexicano Sergio Pérez (Force India).

El danés Kevin Magnussen, sustituto de Alonso en McLaren, que el año pasado sorprendió al acabar segundo en Australia, tras la descalificación del ídolo local, Daniel Ricciardo (que no rodó en la segunda sesión con problemas en el motor de su Red Bull), se salió de pista en la curva 6 durante el comienzo del segundo acto y rompió la suspensión delantera de su coche. Salió ileso, pero provocó una bandera roja, que interrumpió durante unos minutos la sesión.

El inglés Jenson Button, el otro piloto de McLaren -campeón del mundo en 2009, año en el que logró el primero de sus tres triunfos en Australia- acabó, entre su excompañero Checo y Verstappen, decimotercero, a más de tres segundos y medio de Rosberg, por lo que los de Woking no se perfilan, ni de lejos, como favoritos en un Gran Premio previsto el domingo a 58 vueltas, para completar un recorrido de 307,5 kilómetros. Para el que todos podrán seguir haciendo pruebas en el tercer y último entrenamiento libre, este sábado, previo a la calificación que ordenará la formación de salida de la primera de las veinte carreras que integran un Mundial que se cerrará el 29 de noviembre en Abu Dhabi.