Público
Público

Salvio rescata al Atlético

Un gol del argentino en el 89 da la victoria a los rojiblancos, con poca imaginación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Atlético de Madrid consiguió vencer este jueves al Hannover 96 (2-1), en la ida de los cuartos de final de la Europa League, en un encuentro en el que los rojiblancos siempre quisieron más que su rival pero los fallos defensivos y la inoperancia en ataque maniató al conjunto colchonero que sólo pudo ganar gracias a un gol de Salvio en el 89.

Desde el inicio del encuentro fue el Atlético el que quiso ofrecer algo más sobre el terreno de juego y con más intención e intensidad que juego comenzaron a llegar a la portería alemana. No tardarían los colchoneros en abrir el marcador, ya que en el minuto nueve Falcao remató de cabeza una falta botada por Gabi y alojó el esférico en el fondo de la red. Un gol que animó a la parroquia local y que destapó las deficiencias del equipo alemán, que lejos de reaccionar siguió sin acercarse a la portería de Courtois.

El equipo de Simeone no cambió con el gol y siguió buscando la portería de Zieler. La ausencia de Diego, que se quedó en el banquillo, lastró al conjunto rojiblanco, que adolecía de falta de imaginación. Sin embargo, Adrián pudo aumentar la renta en el 24 con un disparo que se perdió por la derecha de la meta germana.

Los fallos defensivos y la inoperancia en ataque maniató al conjunto colchonero

Tres minutos después fue Falcao el que perdonó una ocasión inmejorable, ya que remató de cabeza en posición franca pero su testarazo se perdió por alto. En esas seguía el encuentro, hasta que, en una jugada aislada, Diouf enmudeció al Calderón. En el minuto 38 Stindl se inventó un pase magistral al delantero senegalés que, tras aprovecharse de la zozobra de Miranda, salvó la salida de Courtois y puso el 1-1. Un empate al que intentaron reaccionar los rojiblancos pero finalmente con la igualada se llegó al descanso.

Tras la reanudación el Atlético salió con ganas y Falcao ya lo intentó a los dos minutos, pero su derechazo salió ligeramente a la izquierda de Zieler. Sin embargo, los minutos empezaron a pasar y el juego de Atlético volvió a ser más espeso. Simeone intentó remediarlo dando entrada al brasileño Diego, pero acto seguido el Hannover tuvo el segundo en un disparo desde el corazón del área de Diouf que Courtois salvó milagrosamente.

Con más corazón que otra cosa el Atlético intentó volcarse sobre la portería alemana

Con más corazón que otra cosa el Atlético intentó volcarse sobre la portería alemana y Diego comenzó a dirigir el juego ofensivo. Pese a ello, Zieler vio pasar los minutos con mucha tranquilidad, ya que las ocasiones de verdadero peligro brillaron por su ausencia.

Cuando la afición colchonera empezaba a resignarse con un empate que no valía para nada al Atlético apareció la bota mágica de Salvio, que en el minuto 89 se inventó un derechazo muy lejano que se coló por la escuadra izquierda del meta alemán. Un gol que provocó el delirio en las gradas del Manzanares que pudo incrementarse si en el 92 Diego hubiera transformado una preciosa chilena que finalmente repelió Zieler.

Al final, el 2-1 fue decisivo y el Atlético afrontará con ventaja el partido de vuelta de estos cuartos de final, por lo que le valdría tanto ganar como empatar para conseguir el billete que le permita jugar las semifinales de la Europa League.

2 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Koke (Diego, m. 60), Mario Suárez, Gabi, Arda Turan; Falcao y Adrián (Salvio, m. 70).

1 - Hannover: Zieler; Cherundolo, Eggimann, Pogatetz, Pander (Schulz, m. 70); Stindl, Schmiedebach (Konan Ya, m. 56), Pinto, Rausch; Schlaudraff y Diouf (Abdellaoue, m. 82).

Goles: 1-0, m. 9: Falcao, de cabeza después de un saque de falta de Gabi. 1-1, m. 38: Diouf remate un centro raso desde la derecha. 2-1, m. 89: Salvio, con un disparo a la escuadra.

Árbitro: Stephane Lannoy (Francia). Amonestó a los locales Juanfran (m. 15), Gabi (m. 58), Godín (m. 73) y Diego (m. 78) y al visitante Pinto (m. 43).

Incidencias: partido de ida de los cuartos de final de la Liga Europa, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 35.000 espectadores.