Público
Público

El '9' que nunca ha tenido Del Bosque

En el Europeo sub'21, Morata soluciona los partidos de la 'Rojita' y desafía las pesimistas declaraciones del marqués. "No hemos encontrado un nueve que nos dé seguridad", aseguró

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la época de Del Bosque nunca ha existido un nueve determinante en la selección. En realidad, en la época de Del Bosque jamás ha existido un nueve capaz de solucionar los partidos en los grandes campeonatos con la autoridad de Álvaro Morata (Madrid, 1992) en el Europeo sub'21 de Israel. Un muchacho de 1,90 que termina lo que empiezan los bajitos y que, a los 20 años, tiene una teoría letal de la vida. 'Cuánto más alejado estés del área rival, más opciones hay de marcar'.

De momento, se desconoce su status en el Madrid, donde hace dos años que Mourinho le sacó de sus vacaciones familiares en Málaga para llevárselo a la gira con el primer equipo por Estados Unidos. Pero en la última temporada 2012-13 sólo ha jugado doce partidos con el Madrid, lo que no ha sido obstáculo para que vaya a la sub-21 de Lopetegui, donde se maneja con una jerarquía brutal. Ha encontrado el gol que les falta a los delanteros centros de Del Bosque. Aun así, en una posición, que fabrica egos tan importantes, Morata rebaja su importancia frente a la prensa. 'La única diferencia con mis compañeros es que yo he marcado los goles', dice.

Ahora bien, ¿y si este es un anticipo de futuro? ¿y si Morata es el nueve del que casi nunca han disfrutado Xavi e Iniesta en la selección? En realidad, ese hombre no existe en la Roja desde los tiempos de Luis Aragonés, desde la final de la Eurocopa 2008 en el Prater de Viena cuando Fernando Torres ganó aquella carrera a Philip Lahm y batió a Lehmann, el portero de Alemania. Desde entonces, Torres casi nunca ha vuelto a ser el que fue en la selección. Su nómina de sustitutos (Negredo, Soldado, el mismo Llorente....) tampoco está barnizada por una biografía consistente en la 'Roja'. Así que no se puede reprochar nada a las recientes declaraciones de Del Bosque en las que fue rotundo. 'Seguramente, no hemos encontrado un nueve que nos dé seguridad', dice.

Del Bosque es el hombre que el pasado verano puso de moda en la Eurocopa de Ucrania 2012 el 'falso nueve' en la selección. Del Bosque, en realidad, fue en contra de su tradición. Como futbolista del Real Madrid, siempre jugó con un 'nueve' definido como Santillana. Como entrenador, tampoco renunció a sus servicios. De hecho, ganó una Copa de Europa con Anelka de delantero centro, otra con Morientes frente al Leverkusen en Glasgow y, en cuanto Florentino le trajo a Ronaldo, jamás prescindió de él. Sin embargo, ese mismo entrenador es el hombre que ha evaporado, de repente, la leyenda del nueve en la selección. 'No es culpa de los jugadores, sino nuestra que no hemos percibido quien debería jugar', suaviza el técnico al que, sin embargo, los hechos no alejan de la razón.

Los cinco últimos años no ha existido ese 'nueve' que rinda en la selección como en su club. La esperanza ya resulta sospechosa, pues la mayoría de los aspirantes son jugadores próximos a los treinta años. Así que para encontrar esa esperanza tal vez haya que mirar un poco más abajo y situarse en el Europeo sub-21 de Israel, donde la selección de Lopetegui disfruta de un 'nueve' de los de toda la vida. Se trata de Álvaro Morata, criado en el barrio de Mirasierra de Madrid, donde aprendió en la infancia que la vida puede ser como un juego de niños.

A los nueve años, hizo una prueba con el Atlético y la pasó, pero su padre, que trabajaba en el departamento comercial de la Cadena COPE, no se lo consintió. 'Había sacado malas notas y me negué, porque a esas edades lo primero es lo primero'. Y, sin embargo, luego apareció el Madrid. Y hoy Álvaro Morata, antes de cumplir los 21 años en octubre, oposita para la selección de Del Bosque y quién sabe si para el Mundial de Brasil 2014. Al fin y al cabo, la vida es como un juego de niños. Lo sabe él. Y Del Bosque, por supuesto.