Público
Público

Un total de 15 jugadoras renuncian a la selección española por no estar de acuerdo con la continuidad del entrenador

Las deportistas han explicado a la Real Federación Española de Fútbol que la "situación generada les afecta de forma importante en su estado emocional y en su salud, según un comunicado que ha emitido la institución deportiva.

Jorge Vilda instruye a las jugadoras en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Las Rozas el pasado mes de junio.
Jorge Vilda instruye a las jugadoras en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Las Rozas el pasado mes de junio. AFP7 / Europa Press

Un total de 15 jugadoras internacionales han comunicado a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) su renuncia a la selección española al no estar de acuerdo con la continuidad del actual seleccionador, Jorge Vilda.

Según ha explicado la propia RFEF, la institución recibió este jueves 15 correos electrónicos "casualmente todos con la misma redacción, en los que manifiestan que la actual situación generada les afecta de forma importante en su estado emocional y en su salud y que, mientras no se revierta, renuncian a la selección nacional de España".

Se trata de una decisión que llega después de que el pasado mes de agosto algunas de las futbolistas, lideradas por las capitanas del conjunto nacional, reclamaran la dimisión del técnico al considerar que había un "estancamiento" en los resultados. Además, las deportistas cuestionaron la clara distinción de trato entre titulares y suplentes y la baja calidad de los entrenamientos. Sin embargo, Vilda descartó su salida y aseguró que su intención es continuar en el cargo al menos hasta 2024.

En el mismo comunicado, la institución deportiva señala que "no va a permitir que las jugadoras cuestionen la continuidad del seleccionador nacional y de su cuerpo técnico, pues tomar esas decisiones no entra dentro de sus competencias". Además, hace hincapié en que "no va a admitir ningún tipo de presión por parte de ninguna jugadora a la hora de adoptar medidas de ámbito deportivo" y que "este tipo de maniobras se encuentran alejadas de la ejemplaridad y fuera de los valores del fútbol y del deporte y son nocivas".

En la misma línea, la Federación señala que cree que "este hecho ha pasado a ser de una cuestión deportiva a una cuestión de dignidad. La selección es innegociable. Es una situación sin precedentes en la historia del fútbol, tanto masculino como femenino, en el ámbito español y mundial", remarca el escrito.

La Federación: "Es una situación sin precedentes en la historia del fútbol"

Asimismo, el organismo recuerda que "de acuerdo con la legislación española vigente, no acudir a una llamada de la selección es calificado como una infracción muy grave y puede acarrear sanciones de entre dos y cinco años de inhabilitación". Sin embargo, asegura que "al contrario de la forma de actuar de estas jugadoras, quiere dejar claro que no las llevará a este extremo ni las presionará. Directamente, no convocará a las futbolistas que no desean vestir la camiseta de España". 

Por último, el comunicado concluye diciendo que "las futbolistas que han presentado su renuncia únicamente regresarán en un futuro a la disciplina de la selección si asumen su error y piden perdón": "La selección necesita jugadoras comprometidas con el proyecto, con la defensa de nuestros colores y orgullosas de vestir la camiseta de España", sentencia el escrito. 

Según han avanzado varios medios deportivos, las jugadoras que se han plantado ante la Federación son: Ainhoa Vicente Moraza, Patri Guijarro, Leila Ouahabi, Lucía García, Mapi León, Ona Batlle, Laia Aleixandri, Claudia Pina, Aitana Bonmatí, Andrea Pereira, Mariona Caldentey, Sandra Paños, Lola Gallardo, Nerea Eizaguirre y Amaiur Sarriegi.

La RFEF muestra su confianza a Vilda

La directora de fútbol femenino de la RFEF, Ana Álvarez, se ha mostrado contundente respecto a la decisión de las jugadoras, al mostrar toda su confianza a Vilda y su proyecto deportivo.

Álvarez, a pesar de reconocer que se encuentra "sorprendida y decepcionada", ha avisado que no van a tolerar ningún tipo de presión por parte de las jugadoras. Así, la responsable de la entidad ha declarado que respetarán el deseo de las futbolistas de no ser convocadas, aunque su mensaje "pasa ya la barrera de lo deportivo".

Por otro lado, la directora ha querido zanjar cualquier tipo de insinuación acerca de la relación de Vilda con el vestuario. "Nos parece de mal gusto que incluso se insinúe que pueda haber algo más", declara con contundencia. Con el Mundial de 2023 en el horizonte, Álvarez ha querido mostrar su confianza aquellas jugadoras "comprometidas con el proyecto" y les ha abierto las puertas de la selección a las jóvenes futbolistas campeonas del europeo sub19 y del mundo sub20.

Franco: "Quizá se han excedido en este planteamiento"

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, ha calificado lo ocurrido en unas declaraciones en la Cadena COPE recogidas por la agencia Europa Press: "Es un hecho vergonzoso y ahora hace falta mucho diálogo y creo sinceramente que estas 15 jugadoras se deberán replantear esta decisión a través del diálogo".

En la misma línea, el dirigente ha explicado que, a su juicio, puede que "las jugadoras se hayan excedido en este planteamiento": "Sigo pensando que es posible que haya falta de diálogo, es necesario e imprescindible que las partes en conflicto se sienten a negociar y sin un acto de pedir perdón lleguen a un acuerdo".

Por otro lado, el dirigente ha lamentado que esto suceda cuando el fútbol femenino español "está adquiriendo una importancia vital y casi única en Europa". "No podemos permitirnos este tipo de situaciones", ha afirmado.