Público
Público

Ventoso supera a Sánchez en Ureña y Contador sigue líder

La tercera etapa de la Vuelta ciclista a Castilla y León se ha decidido al sprint entre los dos españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista español Alberto Contador (Astana) continúa siendo el líder de la XXIII Vuelta a Castilla y León tras la disputa de la tercera etapa de la ronda, que discurrió entre Valladolid y Ureña sobre 159,9 kilómetros, donde se impuso Francisco Ventoso (Cajasur), que le arrebató la victoria a Samuel Sánchez en un bonito duelo al sprint.

Ventoso apareció desde muy atrás en los últimos 500 metros y desplazó del primer lugar a Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi) que encaraba sólo la línea de meta. De esta forma, el joven Ventoso, que fue séptimo en la Clásica de Almería, suma su primera victoria de la temporada.

Sin cambios en la general 

El triunfo del de Reinosa no provocó cambios en la general, que sigue comandada por el actual campeón del Tour de Francia, Alberto Contador tras una etapa que estuvo marcada por la escapada frustrada de José Antonio López (Andalucía Cajasur), Oleg Chuzda (Contentpolis Murcia) y David Martín (Orbea Oreka), que marcharon en cabeza a falta de los últimos nueve kilómetros.

Así, y con la fuga neutralizada, quedó claro que la tercera etapa se decidiría al sprint, como estaba predestinado al comienzo de la misma por el perfil del recorrido. Euskaltel tomó posiciones para favorecer a Sánchez, y Astana protegió a Contador para que no perdiese el maillot grana de líder.

Sin embargo, apareció por la izquierda Ventoso para destrozar las intenciones de los más favoritos en el repecho final a pesar de no provocar cambios en la clasificación general, donde el estadonidense y compañero de Contador, Levi Leipheimer, sigue segundo, a cuatro segundos, y el holandés Thomas Dekker (Rabobank), a trece.

Tras la llegada a Urueña, pueblo que recibe la denominación de Villa de los Libros por acoger doce librerías, mañana se disputa la cuarta etapa con salida en Carrión de los Condes y llegada a Collada de Salcedillo, en plena montaña palentina tras 160, 8 kilómetros.