Público
Público

El Villarreal mira a Champions y condena al Getafe

El Mallorca deja al Recre con un pie en Segunda. Espanyol y Athletic respira a costa del Betis y el Racing

JORGE YUSTA

Las jornadas dramáticas comienzan a sucederse a medida que se acerca el final de la Liga. Tras la trigésimotercera, el Getafe y el Recreativo son los más damnificados. La cara es para Espanyol, Athleticy Mallorca.

 

 

La victoria del Villarreal por 1-2 en el Coliseum Alfonso Pérez permite a los castellonenses mantener su lucha por jugar la próxima edición de la Liga de Campeones, mientras que el Getafe, en caída libre, se asoma al precipicio de la Segunda División.

 

Con el Getafe herido después de la batalla ante el Real Madrid, el Villarreal se encontró a un equipo, que, como siempre esta temporada en su estadio, es el dueño del balón pero no sabe que hacer con él. Lo mueve de un lado a otro, sin encontrar huecos, sin profundidad.

 

Sin hacer nada absolutamente nada, el Villarreal se encontró con un regalo que supo aprovechar. El portero serbio azulón, Vladimir Stojkovic cometió un error de bulto al no agarrar una pelota fácil. Ésta quedó muerta en el área pequeña, Fuentes remató al palo, y Nihat remachó a la red el rechace.

 

Al borde del descanso, Joseba Llorente asestó el segundo golpe al Getafe. Los futbolistas del Getafe se marcharon al vestuario con un jarro de agua fría sobre sus cabezas, abolladas por dos golpetazos en el primer acto.

 

El Getafe acortó distancias en la segunda parte gracias a un penalti transformado por Manu del Moral, pese a la petición de la afición para que lo tirase Casquero. El Villarreal aguantó bien el tirón y sigue cerca de la Liga de Campeones. El Getafe, sufrirá hasta el final.

 

 

El Espanyol, un equipo al que todos dieron por descendido hace unas jornadas, derrotó con relativa comodidad al Betis para sumar su tercera victoria consecutiva y salir, después de 17 jornadas seguidas, de la zona de descenso. Los blanquiazules van camino de hacer realidad el milagro.

 

El Espanyol ha dado un cambio espectacular en los últimos cinco partidos en los que ha sumado 13 de los 15 puntos en juego. Se ha convertido en un equipo sólido defensivamente, aprovecha sus ocasiones y la pizca de suerte que le ha sido esquiva toda la campaña ahora juega a favor. Esta tarde, dos goles al inicio del partido y al final le dieron una victoria que puede resultar vital para la salvación.

El Recreativo de Huelva ha dado un paso en falso en sus opciones de mantenerse en la categoría y con la derrota ante el Real Mallorca (2-4) se acerca a la Segunda División, mientras que el equipo balear se libra de cualquier peligro.

Con la derrota, los recreativistas siguen en la penúltima posición de la tabla clasificatoria, mientras que los mallorquinistas mantienen su buena racha en el feudo onubense, en donde no han perdido en los cuatro encuentros disputados en la máxima categoría.

El Athletic Club ha ganado tranquilidad de cara a lo que resta de campeonato liguero tras ganar hoy en San Mamés al Racing de Santander (2-1) en un día de récord del colegiado Bernardino González Vázquez, que mostró 6 tarjetas rojas, una de ellas directa, 17 amarillas y pitó 2 penaltis.

El Athletic terminó con 5 amarillas, 2 rojas y un penalti a favor; el Racing, con 12 amarillas, 4 rojas y otro penalti a favor. Los dos equipos aprovecharon las faltas máximas para marcar. David López puso el 2-0 para los locales y Pinillos acortó distancias para los visitantes, ambos con perfectas ejecuciones. Llorente había abierto el marcador con un precioso cabezazo.

La tarde prolífica en tarjetas no le ensombreció al Athletic lo rentable que le salió el 2-1 final, ya que con él casi se asegura la permanencia. Así, a cinco jornadas del final se queda a cinco o seis puntos del descenso, a falta del resultado del Sporting de Gijón. Además, ha adelantado tres posiciones en la tabla, donde se ha colocado undécimo. El Racing, por su parte, pareció desde el principio fuera del choque y muy contento con los 39 puntos que alcanzó la jornada pasada con su goleada al Atlético de Madrid.

Valladolid y Osasuna no encontraron el camino del gol y empataron sin goles en Zorrilla un partido con ritmo y ocasiones durante la primera parte y en el que no pasó apenas nada en la segunda, lo que convierte el resultado final en un marcador "honesto" con lo sucedido durante los noventa minutos.

Además, el equipo de Zorrilla llevaba cinco partidos sin conocer la victoria, cuatro sin marcar un gol y las lesiones le venían lastrando. También el Osasuna, con ocho bajas, estaba mermado en su potencial y necesitaba puntuar hoy para no complicarse la vida. Después del encuentro, los vallisoletanos siguen sin apuros en la zona templada de la tabla mientras los de Camacho deberán seguir luchando hasta el final por mantenerse en Primera.