Público
Público

Casi 82.000 jóvenes fueron expulsados del mercado laboral en 2013

Un año más el paro juvenil y los parados de larga duración mantienen tasas superiores al 50%.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Los parados de larga duración han empezado a sufrir problemas en algunas autonomías.

De los casi 5,45 millones de parados contabilizados en España al finalizar 2014, el 14,9% son jóvenes menores de 25 años, es decir, uno de cada seis.

Este dato demuestra que los jóvenes son uno de los colectivos que más están sufriendo los rigores de la crisis. La tasa de paro entre los menores de 25 años se mantuvo en 2014 por encima del 50%, en concreto se situó en el 51,8%.  En 2013 cerró con una tasa del 54,88%.

El número de jóvenes en paro menores de 25 años bajó en 93.400 personas en 2014, lo que supone un 10,3% menos que en 2013, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 907.100 al finalizar el año pasado.

Sin embargo, esta cifra no refleja del todo la realidad: baja el número de jóvenes parados, pero también el número de activos, es decir de aquellos que tienen buscan un empleo. En concreto, los jóvenes en activo se redujeron en 81.800 (-4,9% menos que en 2013)

Y si lo que crece es el número de jóvenes con empleos, hemos de concluir que esos 81.400 han sido expulsados del mercado laboral en 2014: han dejado de buscar un empleo bien por agotamiento o porque han decidido emigrar a otro país a probar suerte.

En cuanto a los parados de larga duración —un año o más sin trabajar—, estos ya representan el 50,4% del total de las personas sin empleo en España. La tasa ha crecido respecto a 2013, que la cerró en el 50,09%. No obstante, el número de parados de larga duración (más de un año en el desempleo) se redujo en 211.800 personas en 2014, un 7,1% menos que en 2013, hasta situarse en 2,75 millones de personas. En el último trimestre de 2014, los parados de larga duración aumentaron en 7.500 (+0,3%).