Público
Público

Accidentes laborales Represión sindical, accidentes laborales…: así es trabajar en el sistema que transporta las maletas en el Aeropuerto de Barajas

Diversos dictámenes de Inspección de Trabajo, sentencias judiciales y varios trabajadores dan cuenta de las malas condiciones de los empleados de Siemens PPAL y Outsmart Assistance encargados de que el equipaje llegue a su destino en la terminal 4 de Barajas.

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 7

Piezas de equipaje en un aeropuerto. EFE

Te dispones a embarcar en el avión que te lleva a tu destino. Antes, has facturado tu equipaje y cuando llegas al aeropuerto final lo recoges en la cinta de transportadora de equipajes. ¿Pero conoces el recorrido que ha hecho tu maleta hasta que la recuperas en tu destino?

La muerte en enero de un trabajador que estaba reparando unos cables sobre la cinta transportadora de equipaje del Aeropuerto de Palma de Mallorca recuerda la potencial siniestralidad de los trabajadores que se encargan de que las maletas lleguen a buen puerto.

Público ha hablado con tres trabajadores del Sistema Automático de Tratamiento de Equipajes (SATE) de la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez que optan por el anonimato para evitar posible represalias y ha accedido a cuatro dictámenes de Inspección de Trabajo que constan el incumplimiento de la legislación laboral en materia de seguridad y una sentencia que da por probada la persecución sindical.

El mantenimiento del sistema de tratamiento de equipajes lo realiza la empresa Siemens PPAL 

Las instalaciones del sistema de tratamiento de equipajes de la T4 de Barajas pertenecen a Aena pero el mantenimiento lo realiza la empresa Siemens Postal, Parcel & Airport Logistics (Siemens PPAL), de la multinacional Siemens, y subcontrata servicios a otras compañías como Outsmart Assistance y Totseriman.

En el SATE de Barajas trabajan unas 350 personas por turno. “El viajero nos deposita la maleta en check-in y se la devolvemos a Iberia a kilómetros para que la metan en sus contenedores y la lleven a los aviones. No tocamos la maleta en teoría pero en realidad tenemos que estar todo el día tocándola porque salen disparadas de las cintas de transporte del SATE", cuenta uno de los empleados.

“Llevo 15 años en prevención de riesgos laborales y nunca me he encontrado una situación de riesgo mortal” como en el SATE de Barajas, explica a Público un asesor de salud laboral que también prefiere no decir su nombre. “He visto a trabajadores reparando un motor pasando una maleta a 36 kilómetros por hora y a menos de 50 centímetros de ellos. No pueden obligar a tener a los trabajadores dentro de la zona de riesgo sin parar el mecanismo”, denuncia el asesor de salud laboral.

La falta de seguridad es una de las principales quejas de los empleados de Siemens

La falta de seguridad es una de las principales quejas de los empleados de Siemens. El Real Decreto 486/1997 sobre las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo establece que “en caso de peligrosidad tiene que haber protecciones rígidas que hagan de pantalla y no existe en toda la instalación. Pero ese no es el problema más grave. Si se actuará con un protocolo de seguridad no se necesitaría la valla porque en el momento en que el personal accede al recinto, se para el mecanismo pero no es así. Les apremian constantemente para estar continuamente en la zona de peligro sin protección”, explica el asesor de salud laboral.

La responsabilidad de esta situación de riesgo física del personal no es exclusiva de la multinacional alemana. Aena penaliza a Siemens, entre otros motivos, por falta de disponibilidad de las líneas aunque no pasen maletas, lo que impide intervenir en los períodos que no pasa equipaje, se queja uno de los empleados de Siemens entrevistados por Público.

"Los alemanes diseñaron el sistema con un rodamiento amplio pero para reducir costes los españoles usaron una rueda más pequeña", explican

Un pecado original de la infraestructura del SATE y las maletas redondas están detrás de muchas de las intervenciones, según denuncian los trabajadores. "La instalación se hizo en 2006 y las maletas se caían de la bandeja amarilla en que son transportadas porque es muy difícil transportar cilindros y esferas en las curvas. Muchas de la intervenciones que tenemos es porque la maleta se sale de la bandeja porque está mal diseñada o porque no pensaron en cómo dar ese servicio”, explican.

"Las bandejas van por un carril mecánico que al estar deteriorado descarrila. Los alemanes diseñaron el sistema con un rodamiento amplio para que, en caso de que la rueda pierda el recubrimiento jamás se salga pero para reducir costes los españoles usaron una rueda más pequeña y al desgastarse se sale la bandeja", añaden.

El sistema no va a ras de suelo, por lo que al peso y la velocidad de la maleta, hay que añadir el incremento de energía que supone la caída desde hasta 6 metros, aumentado el riesgo de los operarios. Entre 15 y 40 maletas que salen disparadas diariamente del sistema de tratamiento de equipaje, según estas fuentes.

Sanciones de Inspección de Trabajo a Outsmart

Entre las consecuencias de los accidentes laborales ocurridos en el SATE de la T4 de Barajas se incluye la amputación de brazos y dedos y fracturas de hombro, cuentan los operarios de la instalación. Miembros del comité de empresa han interpuesto tres denuncias por accidentes laborales ante Inspección de Trabajo entre septiembre y noviembre de 2017.

Inspección del Trabajo inició en febrero de 2018 procedimiento sancionador contra Outsmart por “incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales al crear un riesgo grave para la integridad física” de un trabajador que sufrió un accidente laboral sin baja médica en octubre de 2017 por trabajos de mantenimiento del SATE de la T4 satélite.

La inspección comprobó que la operación de mantenimiento realizada fue con una herramienta “no evaluada y no prevista”

El organismo inspector también apreció responsable de forma solidaria a la contratista Siemens PPAL. La inspección comprobó que la operación de mantenimiento realizada por el trabajador fue con una herramienta “no evaluada y no prevista” y que la empresa “no adoptó las medidas y acciones de control necesarias, destinadas a garantizar la utilización del equipo de trabajo adecuado” para realizar las tareas con seguridad.

En otra denuncia, según los documentos de Inspección de Trabajo obtenidos por Público, el organismo dependiente del Ministerio de Trabajo también ha considerado acreditado que Outsmart Assistance “no garantizó la participación e información de los delegados de prevención”, no investigó los daños sufridos por un trabajador en un posible accidente laboral no reconocido por la mutua de la empresa ocurrido en octubre de 2017 y no realizó una evaluación ergonómica del puesto de trabajo.

Esta evaluación ergonómica ha sido hecha tras el dictamen de la autoridad laboral, reconocen los trabajadores, pero no una planificación preventiva de riesgos laborales que reclaman los entrevistados. “Ese estudio tenía que estar hace 13 años, previo a la actividad del SATE, porque lo obliga la ley”, aclara el asesor laboral.

Los trabajos de mantenimiento de un transportador “de forma insegura”, según Inspección de Trabajo, provocó otro accidente en el SATE en la T4 satélite en noviembre de 2017. Una vez más, se inició procedimiento sancionador a Outsmart por crear un “riesgo grave para la integridad física del trabajador” al incumplir la normativa de prevención de riesgos laborales”.

Outsmart ha declarado a Público que trabajan con una “política de accidentes cero y para reducirlos al mínimo”

Outsmart ha declarado a Público que trabajan con una “política de accidentes cero y para reducirlos al mínimo” y ha rechazado hacer comentarios sobre las sanciones de Inspección de Trabajo. Dos miembros del comité de empresa han confirmado las quejas denunciadas por sus compañeros a Público.

Otra denuncia interpuesta en noviembre de 2018 por una caída de 4 metros de una trabajador de Siemens PPAL resultó en la apertura de un procedimiento sancionador en enero de 2019 por parte de Inspección de Trabajo a la empresa por “incumplimiento de normas de prevención de riesgos”.

"Siemens siempre cumple con los más estrictos estándares de seguridad en el trabajo y, de hecho, una de sus prioridades globales es seguir una política de cero daños a sus empleados y contratistas" ha respondido la empresa a las preguntas mandadas por este medio.

Los delegados de prevención del sindicato UGT en SIEMENS no han respondido a las preguntas enviadas por Público, al igual que un exdelegado de prevención de Comisiones Obreras.

Un delegado de prevención de USO ha defendido que cuando volvió a ocupar ese puesto en febrero de 2019, no ha habido ningún accidente. “Se ha mejorado pero se puede mejorar más. No se deja trabajar sin equipo de protección individual. Estoy estudiando la situación. Le estamos dando la prioridad que hay que darle a la seguridad”, ha explicado a este medio.

Persecución sindical en Outsmart Assistance

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid reconoció el 5 de abril de 2019 como nulo el despido de un delegado sindical de AST a los nueve meses de formar sección sindical en Outsmart Assistance. La sentencia a la que ha accedido Público considera nulo el despido por ser lesivo “del derecho fundamental a la libertad sindical” y condena a Outsmart a readmitir “inmediatamente” al trabajador y cobrar los salarios dejados de percibir desde su despido.

Amenazas y riesgos

"Hay amenazas e intimidación para que los trabajadores no denuncien la situación", explican los trabajadores, anónimos por temor a represalias. La aparición de enfermedades laborales no reconocidas como la pérdida de audición o dolencia de la columna vertebral tras tres años trabajando en la empresa han acabado en el despido del trabajador enfermo, denuncian.

Además, los trabajadores denuncian otro problema: un exceso de ruido que no puede ser amortiguado porque los trabajadores no tienen cascos habilitados para hacer su labor. "No podemos usar los cascos que nos han dado porque las comunicaciones se transmiten por walkie talkies y no podemos oírlos", denuncia un trabajador subcontratado por Outsmart Assistance, que son los mayoritarios en la instalación de la T4.

“Prefiero quedarme sordo y saber si hay algún peligro que viene”, se justifica un empleado de Siemens

Solo el personal de Siemens, minoritario en el SATE debido a la externalización de trabajadores, tiene un dispositivo Bluetooth que conecta con las comunicaciones pero que no es siempre usado porque algunos trabajadores lo consideran limitante: “Prefiero quedarme sordo y saber si hay algún peligro que viene”, se justifica un empleado de Siemens.

Según los entrevistados, Siemens también realiza una cesión ilegal de trabajadores al subcontratar a Outsmart pero dirigir directamente ese personal con empleados de Siemens.

Lucha sindical en el SATE

"Hemos tenido que amenazar a Outsmart porque no le querían dar a los delegados de prevención del comité la información de los accidentes, algo que está obligado por ley. Ahora ya sí lo dan”, denuncia el asesor laboral. Una huelga en el año 2013 consiguió que la nocturnidad se pagase, según los trabajadores contactados.

Entre el 30 de abril y octubre de 2018, AST convocó una huelga de una hora diaria en Outsmart por turno con tres reivindicaciones: obtener pluses de festivos por trabajar los domingo, que la empresa entregue el cuadrante de horas trabajadas por cada empleado para conocer si realizan horas extras sin remunerar y lograr plus de peligrosidad “porque queremos trabajar seguros y como la empresa no las aplica, hemos pedido el plus de peligrosidad que marca el convenio”, explica un trabajador del SATE.

Tras subir la intensidad de la huelga con paros de dos horas por turno en viernes, sábado y domingo, AST desconvocó la protesta laboral

Tras subir la intensidad de la huelga con paros de dos horas por turno en viernes, sábado y domingo, AST desconvocó la protesta laboral. Pese a que los trabajadores entrevistados reconocen que no tuvo mucho seguimiento, la consideran fructífera ya que al verse la empresa obligada a organizar servicios mínimos, Outsmart hizo cuadrantes de horarios, que era una de las demandas de la huelga. La propuesta de los pluses del domingo está judicializada: el Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló a favor de los trabajadores tras una sentencia favorable a la empresa en primera instancia y ahora la cuestión está recurrida ante el Tribunal Supremo.

La responsabilidad de la inseguridad en el trabajo es solidaria entre Aena, dueña de la instalación y responsable de formar de los trabajadores, de la Guardia Civil, que multa a los trabajadores por fumar pero no aparece en los accidentes, del adjudicatario Siemens y de las distintas subcontratas, denuncian los trabajadores.

“Aena es la responsable y no asume su responsabilidad. Falta personal en todas las empresas pero Aena no toma medidas. Aena tiene un departamento de prevención de riesgos laborales pero no tenemos constancia de que haya bajado al SATE”, se queja un empleado del SATE.

"Estas evaluaciones se contrastan en las reuniones que mantienen los servicios de prevención de ambas empresas”, explican​

Aena ha respondido a Público que “el cumplimiento de la normativa en prevención de riesgos laborales corresponde a las empresas que ejercen la actividad o prestan servicios en el aeropuerto. Aena colabora y facilita la tarea de la Inspección de Trabajo y de cualquier otra instancia en la que sea requerida” y hace “evaluaciones periódicas de las instalaciones del SATE” que se materializan “en informes que incluyen las medidas preventivas que pudieran ser necesarias.

Estas evaluaciones, así como las que realizan los adjudicatarios, se contrastan en las reuniones que periódicamente mantienen los servicios de prevención de ambas empresas”, explica.

“El mantenimiento ha sido el mínimo necesario porque aplicar la medidas de prevención y seguridad es un gasto para ellos pero gracias a la presión de los trabajadores se están consiguiendo cosas”, concluye uno de los trabajadores del SATE del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.