Público
Público

Los accionistas de la filial brasileña de Iberdrola aprueban su salida a bolsa

La segunda distribuidora eléctrica brasileña emitirá bonos por hasta un máximo de 340 millones para hacer frente a nuevos proyectos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vista de la fachada de la sede de Neoenergía, la segunda mayor distribuidora de energía de Brasil, en Río de Janeiro. EFE/ Marcelo Sayão

Los accionistas de Neoenergia, la filial brasileña de la eléctrica española Iberdrola, dieron su visto bueno el lunes al que será un nuevo intento de cotizar en el mercado de valores brasileño.

En una junta extraordinaria, los accionistas también aprobaron la emisión de bonos por hasta 1.250 millones de reales (unos 283 millones de euros), ampliable en hasta otros 250 millones de reales unos 56,6 millones de euros) para abordar nuevos proyectos.

Neoenergia intentó ya salir a bolsa en 2017, pero dio marcha atrás tras no alcanzar los precios de colocación que esperaba. Entonces, la horquilla de precio se estableció entre los 15,02 (unos 3,42 euros) y los 18,52 reales brasileños (unos 4,21 euros) por título, lo que suponía valorar el 100% de la compañía en un mínimo de más de 4.000 millones de euros y un máximo por encima de los 5.000 millones de euros.

Iberdrola es el primer accionista de Neoenergia con un 52,45% y su presidente ejecutivo, Ignacio Sánchez Galán, recordó recientemente que, según lo acordado con el resto de accionistas, tiene intención de mantener el control de la empresa tras su eventual salida a bolsa.

Además de la española, en el accionariado de Neoenergia también participan Banco do Brasil y el fondo de pensiones Previ, con participaciones respectivas del 9,34% y el 38,21%.

La OPV de Neoenergia estaba contemplada en los acuerdos alcanzados en el marco de la fusión entre Neoenergia y Elektro, con el compromiso de Iberdrola de respaldar la salida a Bolsa de la compañía cuando sus socios lo estimasen oportuno, en respuesta a sus necesidades de liquidez.