Público
Público
Únete a nosotros

ACS vende nueve parques eólicos de Portugal a su filial Saeta por 104 millones

Logra una plusvalía de 12 millones con la operación, mientras analiza una eventual contra OPA por Abertis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sede de ACS en Madrid. E.P.

ACS ha vendido a su participada de energías renovables Saeta Yield una cartera de nueve parques eólicos de Portugal, ya operativos y con una potencia total de 144 megavatios (MW), por un importe de 104 millones de euros, según informó el grupo, que ha logrado una plusvalía de 12 millones con la operación.

La transacción se enmarca en la estrategia de rotación de activos de ACS y en el acuerdo de venta de instalaciones renovables que tiene suscrito con Saeta, firma cotizada a la que segregó este tipo de activos, en la que actualmente controla un 24,11%.

No obstante, la compañía que preside Florentino Pérez cierra esta operación coincidiendo con el análisis que actualmente realiza para determinar si finalmente lanza una oferta de compra por Abertis, que sería competidora a la que el grupo italiano Atlantia ya tiene formulada.

Asimismo, tiene lugar apenas días de después de que la compañía de construcción y servicios, a través de su filial Cobra, resultara adjudicataria de 1.550 MW fotovoltaicos en la reciente subasta de renovables celebrada en España.

En el caso de Saeta, la compra se enmarca en su estrategia de crecimiento mediante adquisiciones de instalaciones de energía verde, tanto de sus accionistas como de terceros, y supone potenciar su diversificación internacional.

Saeta se expande en el exterior

En concreto, se trata de su segunda operación en el exterior, tras adquirir dos parques eólicos en Uruguay también este año, lo que le permite a la firma tener ya en el exterior "más de un 20%" de su cartera de generación, que se eleva a 1.028 MW.

En virtud de la transacción con Saeta, la compañía que preside Florentino Pérez ha vendido nuevos parques eólicos que tenía en Portugal a través de la filial Lestenergía.

Situados en las localidades de Guarda y Castelo Blanco, y con un periodo medio de vida de nueve años, los parques están adscritos al sistema regulatorio y tarifario portugués, "lo que garantiza ingresos en euros, predectibles y estables a largo plazo".

La compañía de energía verde financiará la compra, que espera cerrar antes de que concluya el año, con recursos propios y fondos de créditos disponibles.

Saeta Yield asegura que se trata de una operación "aditiva en términos de valor" y que le generará flujos de caja adicionales.