Público
Público

Contenido patrocinado

Ana Botín, partidaria de una reforma universitaria en busca de mayor agilidad y autonomía

La revolución digital traerá nuevos empleos que requieren nuevos conocimientos y competencias.

Publicidad

Ana Botín, partidaria de una reforma universitaria en busca de mayor agilidad y autonomía

A principios de junio, se celebró la Junta de Accionistas de Universia, la mayor red de cooperación universitaria del mundo, donde más de 1.300 universidades comparten recursos e iniciativas que permiten a decenas de miles de universitarios el acceso a una enorme base de conocimiento e investigación comunes. La presidencia de Universia recae en la también presidenta del Banco Santander, Ana Botín, que manifestó ante rectores y universitarios la necesidad de que el marco legal de la universidad española sea reformado sin demora para dotarle de mayor agilidad y autonomía.

La presidenta del Santander destacó el rol que pueden desempeñar los bancos y el sistema educativo para “cambiar el mundo”, y animó a los jóvenes a no tener miedo al fracaso y a encontrar motivación. Defendió la necesidad de que todas las personas tengan acceso a la educación y a la excelencia, y explicó que este es el objetivo que persigue el Banco Santander con su apoyo a la Universidad, uno de los ejes de su acción como banco responsable.

Banco Santander es el único banco europeo incluido en el ranking ‘Change the World’ 2018 de las empresas que están contribuyendo a mejorar el mundo (revista Fortune) por su impacto positivo en la sociedad. Su compromiso con la educación superior, que materializa a través de Santander Universidades y de Universia, también la distinguió como la empresa que más invierte en educación en el mundo (Informe Varkey/UNESCO/Fortune 500), algo que se ha convertido en una de sus señas de identidad, con 1.200 acuerdos de colaboración con universidades e instituciones de más de 20 países, y más de 350.000 becas y ayudas concedidas desde 2005, 73.000 de ellas sólo en 2018, con el ánimo de contribuir al progreso de las personas, las empresas y la sociedad.

“Necesitamos un marco más abierto, que permita gestionar de manera más ágil, con mayor capacidad de hacer y convertir en realidad la vocación de la universidad; más autonomía, con más rendición de cuentas, para poder asumir mayores responsabilidades y más compromisos”, insistió Botín. “La voluntad de consenso no puede ser razón para la parálisis y la inacción. Es el momento de tomar decisiones y avanzar de manera decisiva. Si no pasamos a la acción, nos quedaremos atrás y no vamos a conseguir los objetivos de crecimiento sostenible e inclusivo”.

Ana Botín reafirmó una vez más el compromiso del banco con la educación superior, compromiso que se concretará en 2019, entre otras acciones, en la concesión de más de 70.000 nuevas becas. Se refirió también a la empleabilidad de los universitarios en un entorno en el que, según diferentes estudios, la inteligencia artificial y la robótica reemplazarán entre el 40% y el 50% de los empleos actuales en un período de 15 a 20 años, “lo que puede afectar al empleo de entre 400 y 800 millones de personas”. En su opinión, la revolución digital traerá nuevos empleos que requieren “nuevos conocimientos y competencias que deberán adquirirse a lo largo de los diferentes ciclos educativos, y consolidarse y ampliarse en la universidad en un diálogo permanente con la sociedad y los sectores empresarial, productivo y económico.”

Encuentro con becarios Santander Erasmus

Tras la Junta de Universia, la presidenta del Santander mantuvo un coloquio con cinco de los 150 beneficiarios de la primera edición de Becas Santander Erasmus presentes en el evento, que le permitió conocer de primera mano la experiencia y aspiraciones de Paula Rodríguez, Santander Erasmus en Bruselas; de Almudena Álvarez y María Alonso, en París;de Alejandro Villaluenga, en Bolonia, y de Rafael González, en la Universidad de Berkeley. Paula dijo que quiere “cambiar el mundo”; Almu, que no retrocede “ni para coger impulso”; Alejandro, que va por la vida “con la mente abierta”; Rafa, que quiere “ser libre antes que valiente”, y María, que está convencida de que “la juventud es un estado del alma”. Los estudiantes preguntaron a Botín por su opinión sobre la alternativa entre emprender o trabajar en una gran empresa, sobre el papel del banco en la lucha por la equidad y la inclusión, y sobre el papel de la mujer en la empresa. La presidenta contestó que “está demostrado que las compañías con equipos más diversos son más rentables” y animó a las mujeres a “tener más confianza en sí mismas, ser más proactivas y hablar claro”.

Más noticias de Economía