Público
Público

Apple Apple devuelve a Irlanda 14.300 millones de euros en ayudas fiscales ilícitas

La empresa estadounidense estuvo pagando un impuesto de sociedades del 1% frente al 12,5% que se aplica al resto de empresas en el país. Bruselas declaró ilícitas esas prácticas y presentó una demanda en 2017 que ahora ha retirado. el Gobierno irlandés continúa sin aceptar el dictamen de Bruselas y ha presentado una apelación en los tribunales.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Tim Cook, el CEO of Apple durante la presentación en Cupertino de un reloj de la compañía. (REUTERS)

Apple ha pagado a Irlanda los 14.300 millones de euros que debía en impuestos no pagados por las ventajas fiscales que Dublín ofreció a la compañía estadounidense y que la Comisión Europea (CE) declaró ilícitas en 2016. El ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, confirmó este martes que la empresa tecnológica ingresó a principios de septiembre los 13.100 millones de euros que según la CE se ahorró por esas ayudas, más 1.200 millones de euros de intereses.

El ministro Donohoe recordó que el Gobierno irlandés continúa sin aceptar el dictamen de la CE y ha presentado una apelación en los tribunales europeos, si bien considera que la "recuperación completa" de la deuda de Apple "demuestra que la intención del Gobierno es siempre cumplir con sus obligaciones legales". "Como miembros comprometidos de la Unión Europea, siempre hemos confirmado que recuperaríamos las supuestas ayudas estatales", agregó el ministro.

Bruselas ordenó a Irlanda en agosto de 2016 que recuperara 13.000 millones de euros más intereses por las ventajas fiscales de las que Apple se había beneficiado de forma ilegal, ya que la empresa pagaba un impuesto de sociedades del 1% frente al 12,5% que se aplica al resto de empresas en el país.

En octubre de 2017, Bruselas denunció a Irlanda ante el TJUE por no recuperar la ayuda, una demanda que ya ha anunciado que retira este mismo martes tras la recuperación del monto de la ayuda ilegal, de 13.100 millones de euros, y los intereses, 1.200 millones adicionales.

El Gobierno irlandés ha depositado los fondos en una cuenta administrada por un fondo fiduciario, a la espera de que las cortes comunitarias resuelvan el contencioso, a fin de "proteger los intereses de todas las partes".

Este fondo, gestionado principalmente en euros, llevará a cabo inversiones de bajo riesgo, con el objetivo de preservar la máxima cantidad del capital.