Público
Público
Únete a nosotros

Las autonomías socialistas y Catalunya votan en contra de la senda de déficit que establece Hacienda

Los consejeros del PSOE acusan a Montoro de establecer la senda de forma "unilateral" y exigen transparencia en el reparto entre administraciones

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, preside la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, con los consejeros de Finanzas de las CCAA. EFE/Mariscal

MADRID.- Las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE y Cataluña han votado en contra de la senda de déficit 2017-2019 planteada por el Ministerio de Hacienda y aprobada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera este tarde, mientras que Canarias y el País Vasco se han abstenido y las comunidades del PP han votado a favor.

La propuesta del Ministerio es un déficit del 0,5 el año que viene, del 0,3 en 2018 y cero en 2019, una nueva senda que amplía un año el plazo para llegar a la estabilidad presupuestaria y que concede para 2017 más margen del previsto inicialmente para este ejercicio, que iba a ser el 0,3% del PIB.

Pero la propuesta ha sido rechazada por Asturias, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Baleares, Extremadura, Aragón, Cantabria, Andalucía y Cataluña, muy críticas con el reparto "unilateral" que hace Hacienda. Lo han hecho a favor Galicia, La Rioja, Castilla y León, Madrid, Murcia y las ciudades de Melilla y Ceuta.

En el Consejo de Política Fiscal y Financiera se ha aprobado también el nuevo déficit del 0,7% para este ejercicio, que ya estaba anunciado y ha contado con menos contestación por parte de las CCAA.

De hecho, sólo tres han votado en contra: Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Cataluña, mientras que se han abstenido Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Asturias, Andalucía y Cantabria, así comoel País Vasco y Canarias. El resto ha votado a favor.

Enfado socialista

El consejero de Hacienda de la Comunidad Valenciana, Vicent Soler, ha vuelto a ser el consejero que ha comparecido ante los medios de comunicación con más enfado. Ha dicho que su voto negativo a todos los objetivos de déficit se debe a que se ha fijado "de manera unilateral por el ministro Montoro", "desatendiendo las necesidades reales de los ciudadanos" y "sin tener en cuenta los sacrificios" hechos por las comunidades autónomas.

"Él (Montoro) se ha dado a sí mismo un techo de déficit mucho más alto, incomprensible, que ha causado perplejidad, y realmente ha actuado más como miembro de un Gobierno de una administración que como miembro del Gobierno de España preocupada por los españoles", ha señalado. Y ha incidido en que al ministro sólo preocupa que la Administración central quede bien ante Bruselas.

Desde Andalucía, la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, también ha votado en contra de los objetivos para 2017-2019 alegando que el Gobierno no ha informado de la senda de estabilidad y que "se limita el crecimiento con una aplicación restrictiva de la regla de gasto".

A su juicio, el planteamiento para la senda de estabilidad que España tiene que negociar con Bruselas es "poco ambicioso" y "opaco" sobre la distribución vertical entre las diferentes administraciones.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro , y el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, conversan al inicio de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. EFE/Mariscal

La consejera extremeña, Pilar Blanco-Morales, ha explicado que su voto en contra a los objetivos de déficit planteados para 2017-2019 se basa en que "no es propio de un Gobierno en funciones" al mismo tiempo que ha criticado que se haya presentado a las autonomías "sin transparencia ni posibilidad de hacer un estudio previo". "Nos parece bien que ese flexibilice la senda de cumplimiento sin embargo, no podemos estar de acuerdo con las formas", ha manifestado.

Asimismo, ha justificado la abstención en la votación sobre la ampliación del objetivo de déficit del 0,7 para 2016 por no estar de acuerdo con el procedimiento "aunque supone un alivio para las cuentas públicas de Extremadura". Y ha reclamado que el "injusto" reparto del objetivo de déficit "sea más transparente".

Por otro lado, ha dicho que Extremadura espera recibir el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) entorno al 15 de mayo: "Eso sería muy importante y especialmente para mejorar el plazo medio de pago a proveedores", ha afirmado.

El consejero de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz, se ha mostrado crítico por desconocer cómo se hace el reparto entre administraciones para la senda 2017-2019. "Reclamamos transparencia, sería bueno que se discutiera en el Consejo", ha dicho, y ha propuesto que sea la Autoridad Fiscal Independiente la que haga un diseño de reparto .

El voto a favor del PP

Por parte de Castilla y León, la consejera Pilar del Olmo se ha mostrado favorable a la modificación de los objetivos de déficit porque para su comunidad es ventajoso. "pienso que es posible cumplir, compatibilizar la prestación de servicios fundamentales con la exigencia de seguir reduciendo el déficit", ha dicho.

La consejera ha explicado también que se ha modificado el objetivo de deuda para su comunidad autónoma, lo que le permitirá cumplirlo "y lo que es más importante, financiar a nuestros proveedores, pagarles en los promedios que establece la ley".

La madrileña Engracia Hidalgo ha agradecido al Gobierno el nuevo margen para las CCAA. "Permite cumplir con más garantía y cumplir nuestra linea roja, prestar servicios de calidad a los madrileños", ha dicho. Y ha defendido el proceso de consolidación fiscal, porque "gracias él España ha crecido y crea empleo".

Hidalgo ha considerado por otro lado inaplazable cambiar el sistema de financiación, para cuya reforma se va a crear un grupo de trabajo. "Tiene que ser objetivo del próximo gobierno. Las comunidades, ni las gobernadas por el PSOE que aprobó el actual sistema, están contentas. Madrid va a hacer de esto un eje prioritario", ha defendido.