Público
Público

Las autopistas que serán rescatadas pierden un 2% de tráfico en 2014

El conjunto de la red de vías de gran capacidad logra su primer aumento de circulación de vehículos en ocho años

Vista de los peajes de la autopista radial R-1, de Madrid. REUTERS

PÚBLICO / AGENCIAS

MADRID.- Las autopistas en riesgo de quiebra y que el Gobierno ha incluido en un plan de rescate siguen perdiendo tráfico, a pesar de la mejora de la circulación en el conjunto de las vías de gran capacidad. Según datos de cierre del año publicados por el Ministerio de Fomento, el conjunto de la red de autopistas registró en 2014 un incremento de tráfico del 2,39%; mientras que las vías que rescatará el Gobierno cierran el año con una caída del 2%.

Concretamente, el conjunto de las autopistas contabilizaron una media de 16.346 vehículos diarios durante 2014 y cerraron todos los meses del ejercicio, salvo el de marzo, con aumentos, en algunos casos de hasta casi un 6%.

A pesar de estas subidas, la intensidad media diaria (IMD) de tráfico de las vías de pago españolas aún se mantiene en niveles similares a los de finales de los noventa, cuando además la red sumaba unos 1.750 kilómetros de longitud, frente a los 2.560 kilómetros actuales.

Ello se debe al desplome del 33% que el tráfico de autopistas ha acumulado en los siete años de caídas que ha encadenado, desde el máximo de 23.900 usuarios diarios contabilizados en 2006 hasta los 15.932 vehículos con que cerró 2013.

No obstante, el incremento de 2014 ratifica el cambio de tendencia que se venía registrando desde comienzos de año y que, según fuentes del sector, responde a "un entorno macroeconómico más estable" y al aumento del turismo, y se produce "a pesar del impacto que ocasionan las autovías libres de tasas que discurren paralelas a algunas vías de pago".

La red de autopistas ha estrenado así con más tráfico el ejercicio 2015, en el que la práctica totalidad de las autopistas dependientes de la Administración del Estado no ha subido el precio del peaje por vez primera en los últimos cinco años.

Por autopistas, todas las vías presentan mejoras, salvo cuatro de las más antiguas, que saldan el año con leves descensos, y el grupo de ocho que actualmente están concurso de acreedores, a la espera de que el Gobierno las rescate y las integre en una empresa pública.

Las cuatro vías que cierran el año con ligeros retrocesos (de entre el 0,18% y el 1,3%) son el tramo de la AP-7 entre Valencia y Alicante, la AP-9 entre Ferrol y la frontera portuguesa, la AP-66 León-Campomanes y la AP-71 León-Astorga.

De su lado, las ocho autopistas de peaje que están en riesgo de quiebra y pendientes del plan que diseña el Ejecutivo contabilizaron en conjunto un tráfico medio de 6.167 vehículos diarios, lo que arroja un descenso del 2% respecto a 2013, a pesar de que tres cerraron el año en positivo.

Las cuatro radiales de Madrid son las que se anotan los mayores retrocesos. El tráfico de la R-2 Madrid-Guadalajara disminuyó un 6,23%, el de la R-3 Madrid-Arganda un 0,57%, el de la R-5 Madrid-Navalcarnero un 4,27% y el de la R-4 Madrid-Ocaña, un 3,41%. La AP-41 Madrid-Toledo cayó un 2,8%. En el lado de los repuntes de tráfico se situaron la autopista que une Madrid y el aeropuerto de Barajas, que elevó un 2,5% el número de usuarios, la AP-36 Ocaña-La Roda (+2,1%) y la Cartagena-Vera (+2,8%).